Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

Invitan a conocer la primera muestra del proyecto Germen

Cultura Posadas

La muestra Perro Verde, del artista Albert Sckinger, está abierta al público en calle Jujuy 1821, de Posadas. Los interesados pueden visitarla con ingreso gratuito, los martes y jueves de 18 a 21, hasta el próximo 16 de marzo.

El curador de la exhibición es Andres Gorzycki y está primera propuesta forma parte del proyecto Germen, que consiste en una iniciativa de muestras retrospectivas de artistas sin CV: caprichosos, desconocidos, olvidados, anti espectaculares, que hacen sus cosas sin especulación y por eso están en peligro de extinción.

Perro Verde

Albert Sickinger es un artista con un perfil anti espectacular y esta forma de ser está en peligro de extinción.

Mientras el resto nos enfrascamos pensando en cómo mostrarnos en las redes sociales, dejamos que cada proyecto, cada imagen construida y cada colaboración se reduzca a un espectáculo, una especulación, una posibilidad de tener más visibilidad. Esta luz con la que nos encandilan las redes hace imposible la oscuridad necesaria para que algunos organismos más raros crezcan y se reproduzcan. Solo crece lo que se alimenta de la luz específica de nuestras redes virtuales y en este contexto la obra queda reducida a ser un instrumento para sostenernos un rato más en el escenario.

Pero cuando se está por fuera de este sistema y no se piensa en la visibilidad en el arte, aparece tiempo para el capricho. Cuando en una biografía no aparece la ansiedad de construir una identidad definida, la obra deja de ser un instrumento y pasa a ser una compañía, una guía, un lugar desde donde pararse en tiempos de incertidumbre y un espacio desde donde armar comunidad.

Albert hace sus obras para su casa y cuando tiene ganas. No es cosa de todos los domingos, ni de un día en particular. Sus obras aparecen desde el capricho, en cualquier momento y en cualquier lugar. No hay correlación en el tiempo, no hay un plan, no hay especulación, no hay CV.

En todos estos años armó pinturas, esculturas talladas, tortas, antenas, muebles, una granja, una tapa de inodoro, un diario pirograbado, una colección de objetos encontrados, casas, fotos y castillos de madera.

Si hay algo que está en toda su obra es el homenaje a la comunidad en forma de familia. Su obra rinde culto a la alegría de ser parte de ese colectivo y la dedica a las personas que eligen ser parte de esa unidad. La hace cada tanto, a su tiempo, sin apuro y con el medio que más le guste en cada momento.

Él nutre lo cotidiano con los caprichos de su imaginación.