SEGUINOS

INTERNACIONALES

Italia: proponen no dar prioridad a los pacientes mayores de 80 años con coronavirus

Las personas contagiadas con coronavirus que tengan escasas probabilidades de supervivencia debido a la edad avanzada o a patologías preexistentes podrían tener negado el acceso a los cuidados intensivos en caso de que se agoten las plazas en los hospitales, según la propuesta del equipo que maneja la emergencia causada por el COVID-19 en la región italiana del Piamonte.

La Unidad de Crisis de la región, que coordina la respuesta a la epidemia de esta zona del norte del país, elaboró un protocolo para determinar qué pacientes recibirán tratamiento en cuidados intensivos y cuáles no ante la falta de espacio, informaron medios italianos.

A medida que la epidemia continúa propagándose, la capacidad de cuidados intensivos se está agotando en Italia. Hasta el momento, Lombardía es la región más afectada. Pero el brote se está rápidamente ampliando a la región vecina de Piamonte, cuya capital es Turín.

Por eso, las autoridades están tomando recaudos. Según el documento, producido por el departamento regional de la Protección Civil y adelantado por el diario británico The Telegraph, “los criterios para el acceso a la terapia intensiva en casos de emergencia deben incluir la edad de menos de 80 o una puntuación en el índice de comorbilidad de Charlson [que indica cuántas otras condiciones médicas tiene el paciente] de menos de 5”.

También se considerará la capacidad del paciente para recuperarse de la reanimación, según el documento. “El crecimiento de la epidemia actual hace probable que se alcance un punto de desequilibrio entre las necesidades clínicas de los pacientes con COVID-19 y la disponibilidad efectiva de recursos intensivos”, se lee en el texto.

“En caso de que sea imposible proporcionar a todos los pacientes servicios de cuidados intensivos, será necesario aplicar criterios para acceder a un tratamiento intensivo, que depende de los recursos limitados disponibles”, agrega. “Los criterios establecen pautas si la situación se vuelve de una naturaleza tan excepcional como para que las decisiones terapéuticas en el caso individual dependan de la disponibilidad de recursos, lo que obliga a los [hospitales] a centrarse en aquellos casos en los que el costo/beneficio es más favorable para el tratamiento clínico”.

El documento ya está preparado, espera la presentación final y el visto bueno del comité técnico-científico antes de ser enviado a los hospitales.

El Secretario de Salud de la región, Luigi Icardi, dijo que el protocolo será vinculante y establecerá en caso de saturación de las salas “un código de precedencia para el acceso a cuidados intensivos, basado en algunos parámetros como la supervivencia potencial”. “Nunca quise llegar a este momento”, dijo el funcionario al diario italiano La Stampa.

Roberto Testi, presidente del comité técnico-científico de la región, dijo por su parte a The Telegraph: “Aquí buscamos retrasar el mayor tiempo posible el uso de estos criterios. En este momento todavía hay lugares de cuidados intensivos disponibles y estamos trabajando para crear más”.

“Queremos llegar lo más tarde posible al punto en el que tengamos que decidir quién vive y quién muere. Los criterios se relacionan solo con el acceso a cuidados intensivos: aquellos que no tienen acceso a cuidados intensivos recibirán todo el tratamiento posible”, afirmó.

Según el último balance del domingo, en Piamonte ya hay 81 muertos y 1.111 contagiados. En la región, los casos de COVID-19 se duplican cada dos días y medio. Es un crecimiento más marcado en porcentaje en comparación con la Lombardía (donde los infectados se duplican cada tres días) y con la Emilia Romagna, según el diario La Stampa.

Actualmente en la región hay 300 unidades de cuidados intensivos, de las cuales 159 están ocupadas por personas infectadas por COVID-19; el resto son pacientes internados por derrame cerebral, ataques cardíacos, accidentes, intervenciones urgentes. Para este fine de semana, se esperaba que las plazas se dupliquen; no obstante, el aumento puede no ser suficiente para los ritmos en los que la infección está creciendo actualmente.

La situación en el Piamonte podría pronto ser parecida a la de la vecina región de Lombardía, la más afectada de Italia por la pandemia, donde las autoridades han expresado de forma explícita su preocupación ante la capacidad de su sistema de hospitales para hacer frente al flujo de enfermos y varios médicos compararon la situación con un escenario de guerra.

“Las cifras siguen creciendo. Pronto llegará el momento en que no tengamos más camas para reanimación”, advirtió este domingo Attilio Fontana, gobernador de la región, en entrevista a la cadena Sky TG24.

En conferencia de prensa, el sábado, Giulio Gallera, su adjunto encargado de Salud, había afirmado: “En Lombardía, sólo nos quedan 15 a 20 camas para terapia intensiva. Estamos cerca del punto de no retorno”.

Según el último balance de la Protección civil, el domingo, 1.218 personas han muerto de coronavirus en Lombardía, donde hay un total de 13.272 casos. Italia es el país más afectado de Europa, con un total de 1.809 muertos y casi 25.000 casos.

Italia tiene 5.090 camas de cuidados intensivos, que por el momento supera el número de pacientes que las necesitan. También está trabajando para crear una nueva capacidad de camas en clínicas privadas, hogares de ancianos e incluso en tiendas de campaña. Sin embargo, el país también necesita médicos y enfermeras (el gobierno quiere contratarlos) y equipos.

Más de 6.000 personas han muerto debido al nuevo coronavirus en todo el mundo, tras el anuncio de 105 nuevos fallecimientos en España en las últimas 24 horas, según un balance establecido este domingo a las 13H30 GMT.

Fuente: Infobae.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-