SEGUINOS

PROVINCIALES

Jordana es la primera abogada de la comunidad mbya guaraní

Por medio de una exposición en la plataforma Zoom, Jordana Evelyn Duarte Martinelli, a sus 23 años, fue la primera mujer mbya guaraní en graduarse en un título de grado. En este caso, la profesional perteneciente a la comunidad Tamanduá de 25 de Mayo, obtuvo el título de abogada en la Universidad Católica de Santa Fé.

Jordana había terminada de cursar sus materias el pasado diciembre y con una sola materia por rendir esperaba ansiosa la mesa. Sin embargo, sucedió alguno inesperado. La mesa de Derecho Internacional Privado con la que planeaba completar sus estudios se había postergado por la pandemia.

Luego de semanas de incertidumbre, lograr concretar una mesa especial y de esta manera pudo realizarse el pasado viernes 29 de mayo, por medio de la plataforma digital. “Fue un día larguísimo, la mesa empezó a las 13 y yo rendí a las 20. Me tocó a lo último, se dio y aprobé el examen. Fue larga la espera, pero valió la pena” expresó la nueva abogada.

La flamante nueva abogada, se crió en la aldea Tamanduá, y se mudó a los 18 años a la ciudad de Posadas para realizar sus estudios en la Universidad Católica de Santa Fe. Sus padres expresaron con respecto a los deseos de su abuelo, ex cacique de la aldea que “el sueño de Dionisio era tener una nieta o nieto abogado, que vele por los Derechos de los pueblos originarios. Lamentamos que no haya vivido para ver cumplir esa meta”.

“Fue bastante difícil porque cuando surgió la idea de estudiar en Misiones no había una universidad pública de derecho, entonces se veía el panorama muy feo porque no contábamos con los medios económicos. Pero la Universidad Católica de Santa Fe colaboró, me abrió las puertas de su casa de estudios y el pasado viernes me recibí”, contó Jordana, en diálogo con el programa radial Mas Voces.

Estudiar abogacía tuvo como objetivo principal ayudar a toda su comunidad. “Fue el motor inicial para decidirme por esta carrera, escuchar a mi abuelo en diferentes reuniones en nuestra casa incentivando a que nosotros somos los que conocemos entra cultura, evitar esa idea que tiene la gente acerca de “que es ser guaraní” y la única forma era capacitándonos por eso me llevo a que yo terminara en la universidad de derecho”, comentó.

Entre sus proyecciones cuenta que le gustaría estudiar alguna maestría o postgrado respecto a Derechos Indígenas que esta dispuesta a cursar.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-