SEGUINOS

DEPORTES

Juegos Olímpicos: en cuatro semanas se definirá la situación de Tokio 2020

El Comité Olímpico Internacional (COI) se ha dado un plazo de cuatro semanas para estudiar si puede o no mantener las fechas previstas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y, si no es así, decidir cuándo podrían disputarse, a la vista del empeoramiento de la crisis sanitaria mundial desencadenada por la pandemia de coronavirus.

Está previsto que los Juegos Olímpicos se disputen del 24 de julio al 9 de agosto, seguidos dos semanas después por los Juegos Paralímpicos, del 25 de agosto al 9 de septiembre. “La suspensión no está en la agenda”, indicó el COI en un comunicado tras una reunión de su comité ejecutivo, encabezada por el presidente, el alemán Thomas Bach.

“A la luz del empeoramiento de la situación a nivel mundial, la Ejecutiva ha dado hoy el primer paso en la planificación de los posibles escenarios”, dice la nota. “El COI, en cooperación con el Comité Organizador de Tokio 2020, las autoridades japonesas y el Gobierno Metropolitano de Tokio, iniciará conversaciones detalladas para completar su evaluación de la rápida evolución de la situación sanitaria mundial y sus repercusiones en los Juegos Olímpicos, incluida la hipótesis del aplazamiento”, señaló el primer organismo deportivo mundial.

“El COI confía en que habrá finalizado estas discusiones dentro de las próximas cuatro semanas y aprecia mucho la solidaridad y la colaboración de los comités olímpicos nacionales y de las federaciones internacionales para apoyar a los atletas y adaptar la planificación de los Juegos”, añadió.

El anuncio de este nuevo escenario sigue a dos jornadas en las que se habían multiplicado los pronunciamientos de importantes federaciones y de comités olímpicos, así como de deportistas de todo el planeta, a favor de un aplazamiento de los Juegos.

Pese a la declaración de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado 11 de marzo, el COI siempre insistió en su intención de inaugurar los Juegos el 24 de julio.

La postura a favor del aplazamiento de los Juegos de las federaciones estadounidenses de natación y de atletismo, las más importantes del mundo por su potencial deportivo y económico, pudo ser hace un par de días el empujón definitivo para que el COI se replantease un cambio de fechas. También los comités olímpicos de Noruega y de Brasil se alinearon con los partidarios de posponer la cita.

El riesgo de contagio y la prohibición o las limitaciones para viajar ya habían vaciado prácticamente el calendario deportivo mundial. Entre las pruebas canceladas figuran decenas de torneos preolímpicos que puntuaban para la clasificación a Tokio. De los 11.000 deportistas que iban a participar, solo el 57 % tiene ya su plaza asegurada, según cifras del COI.

El nuevo coronavirus puede lograr algo que, hasta ahora, solo habían conseguido las guerras mundiales: alterar el normal el calendario de los Juegos Olímpicos. Se cancelaron los de 1916, 1940 y 1944.

 

Canadá y Australia los dos primeros países que confirmaron que no participarán 

El Comité Olímpico Australiano (AOC) ha decidido no enviar ningún deportista a los Juegos Olímpicos de Tokio si estos se mantienen en 2020 y ha indicado a sus atletas que piensen en prepararse para disputarlos en el verano de 2021.

El AOC, tras reunir a su comité ejecutivo por teleconferencia, acordó seguir los pasos de Canadá, el primer país que ha expuesto oficialmente su renuncia a los Juegos si, dentro de cuatro semanas -el plazo que se ha dado el Comité Olímpico Internacional para adoptar una decisión definitiva- se mantienen las fechas.

“El AOC cree que nuestros deportistas ahora necesitan priorizar su propia salud y la de quienes los rodean y poder regresar con sus familias”, señaló el comunicado emitido por el comité australiano, que destaca que no podría “reunir un equipo” aplicando un criterio distinto en el país y en el extranjero.

Canadá fue el primer país en retirarse de la competencia

Canadá fue el primer país en retirarse de la competencia

Matt Carroll, director ejecutivo del AOC, afirmó que hay muchos deportistas preparándose en el extranjero, con restricciones de viajes y en una situación insostenible y anunció que se comunicará con sus federaciones nacionales para explicarles la nueva situación, tras decidir que no acudirán en 2020 a Tokio.

“Ahora estamos en una posición en la que podemos planificar con una mayor certeza”, indicó.

Por su parte, el jefe de misión del equipo australiano para los Juegos de Tokio, Ian Chesterman, informó de que aportó su visión tras comunicarse con atletas de más de 25 deportes. “Está claro que los Juegos no pueden celebrarse en julio. La actitud de nuestros deportistas hacia el entrenamiento y la preparación ha sido magnífica, pero el estrés y la incertidumbre han sido demasiado fuertes para ellos. También han asumido la preocupación de sus colegas en todo el mundo y es lo que me han transmitido”, destacó.

“Si bien hay mucho que resolver como resultado de este cambio, el tiempo permitirá a los deportistas de todo el mundo prepararse correctamente, con la esperanza de que que la crisis del coronavirus está bajo control”, agregó Chesterman, dando por hecho el aplazamiento de los Juegos.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-