SEGUINOS

Justicia

Juez imputó por hurto y estafa al sargento y al sobrino acusados de reducir motos robadas

El sargento de Policía de 31 años detenido la semana pasada por una acusación de robo y venta de motos robadas en Posadas se abstuvo de declarar este lunes al ser citado a indagatoria por el juez de Instrucción Uno, Marcelo Cardozo.

Misma decisión tomó el otro sospechoso que tiene el caso, un muchacho de 21, sobrino del suboficial que prestaba servicios en la Unidad Regional X de la fuerza de seguridad provincial.

Ambos fueron imputados de los delitos de “hurto y estafa”. Y en el caso del policía también de “incumplimiento de los deberes del funcionario público”.

La causa se inició con una investigación de la misma institución del orden, que se hizo eco de la denuncia de un vecino capitalino quien alertó de una maniobra oscura que le habría propuesto el mayor de los ahora arrestados.

Se cree que los imputados se dedicaban al robo y venta de motocicletas y además de cobrarle a los damnificados por el “dato” de ubicar los rodados.

El sargento y su supuesto cómplice tienen otras dos denuncias en distintos juzgados: una por hurto en el Instrucción Tres y otra por un robo a mano armada sucedido el 12 de marzo en Posadas, radicada en el Instrucción Seis.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-