SEGUINOS

Justicia

Juicio en Eldorado: declaró testigo que detalló cómo los acusados de masacrar al cuidador quisieron escapar hacia el Brasil tras el crimen

En la segunda jornada del juicio oral y público que se le sigue a dos jóvenes brasileños acusados de haber masacrado a machetazos al cuidador de una chacra de Dos Hermanas, Bernardo de Irigoyen en 2017, declararon tres testigos, uno de los cuales detalló cómo los sospechosos fueron hasta la frontera con intenciones de fugarse al Brasil.

El proceso oral y público se desarrolla en el Tribunal Penal de Eldorado, presidido en esta ocasión por Ángel Atilio León e integrado además por Lyda Gallardo y Eduardo Jourdan.

Uno de los comparecientes es un oficial de la Policía que en ese momento era jefe de la comisaría en cuya jurisdicción sucedió el hecho. Dio detalles de la investigación que se inició con el hallazgo del cuerpo y finalizó con la captura de los sospechosos, Luis Da Silva Zanella (o Sanella, de 22 años) y Rogerio Da Silva Vargas (20).

Otro de los testigos fue un vecino que llevó a los acusados desde las cercanías de colonia Itatí, donde sucedió el homicidio, hasta la zona urbana de Irigoyen. Se trata de Jorge Alves Da Silva, quien la madrugada del 29 de julio de 2017, llegaba a su casa del paraje Inter, a unos 5 kilómetros del escenario del asesinato, cuando se encontró ahí con los dos imputados y una tercera persona (que nunca fue identificada). El trío se le acercó y le pidió que los trasladara urgente hacia la frontera con Brasil y que le pagaría por el viaje.

Alves Da Silva, en su automóvil marca Chevrolet Corsa azul, dominio FMX 682, los condujo hasta Irigoyen, más precisamente hasta cerca de la Aduana, donde los tres luego de abonar la suma de 100 pesos y 20 reales, se alejaron corriendo en dirección hacia el vecino país.

El testigo restante es un poblador de Dos Hermanas que días previos al homicidio habría visto a los acusados en la zona donde luego masacraron a Ángel “Marreco” Márquez (59).

Los Da Silva y un cómplice al que nunca encontraron habrían atacado a machetazos y puntazos al cuidador el 28 de julio de 2017, para robarle armas y dinero. Ahora enfrentan una causa por homicidio calificado y podrían terminar condenados a perpetua.

El debate continuará este miércoles con más testimoniales.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-