Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Justicia: ¿De qué se tratan la oralidad y el protocolo de gestión de pruebas?

Provinciales Justicia

Por Resolución N.º 1029/22 el Superior Tribunal de Justicia de Misiones dispuso la implementación de la oralidad efectiva en procesos de conocimiento Civiles y Comerciales en la Provincia de Misiones en los Juzgados Civiles y Comerciales de la ciudad de Posadas y el Juzgado Civil, Comercial, Laboral, de Familia y Violencia Familiar de Apóstoles, a partir del 1º de octubre de este año.

A tal fin estableció la vigencia del “Protocolo de Gestión de Pruebas – Fuero Civil y Comercial y su Anexo respectivo” que había sido aprobado por la Acordada Nº139/2019 y cuya vigencia había quedado suspendida con motivo de la Pandemia.

Se trata de la prueba piloto que se iniciará con los mencionados Juzgados de la Primera Circunscripción Judicial, para luego, en base a la experiencia y en forma progresiva, implementarla en el resto de la provincia.

¿De qué se tratan la oralidad y el protocolo de gestión de pruebas?

La presidenta del STJ, Rosanna Pía Venchiarutti Sartori, explicó que el protocolo aprobado por el máximo órgano judicial de la provincia “no es más que un conjunto de buenas prácticas que no modifican sino que son compatibles con el ordenamiento procesal vigente”.

Sostuvo, además, que tiene como norte garantizar al justiciable que el conflicto llevado a la justicia sea tramitado por un Juez “que escuche y vea a las partes, a los testigos, a los peritos y que dirija el proceso en forma eficiente, concentrando los actos procesales y prescindiendo de los que resulten innecesarios o dilatorios, a fin de llegar a una solución ajustada a derecho en un tiempo razonable”.

Observó Venchiarutti que al contacto directo del Juez con las partes y la prueba se lo llama “inmediación”.

En esta línea, la titular del STJ señaló que obtener una solución en un proceso dirigido de esa manera y en un tiempo razonable es lo que se denomina como “tutela judicial efectiva”, y es una garantía que surge de la Constitución Nacional y los Tratados de Derechos Humanos con igual jerarquía, “normas fundamentales conforme a las cuales deben interpretarse las demás leyes que nos rigen, como así también de las Reglas de Brasilia, a las que ha adherido el Superior Tribunal de Justicia mediante Acordada 14/2011”.

“Nuestro ordenamiento procesal en materia civil y comercial establece un sistema mixto, con postulación escrita que hacen las partes respecto a sus pretensiones, defensas y ofrecimiento de pruebas, combinado con actos de naturaleza oral, específicamente la celebración de audiencias para escuchar a las partes, intentar una conciliación entre ellas que las satisfaga y ahorre el costo de la continuidad del litigio”

También, “resolver sobre la prueba, presenciar las pruebas orales (testimoniales, explicaciones de peritos y consultores técnicos), simplificar y concentrar actos procesales en general. Finalmente, el modo normal de finalización del proceso es la sentencia escrita”.

Manifestó la Presidenta del STJ que el protocolo es también el resultado del trabajo realizado por todos los Jueces a lo largo y ancho de la provincia que se reunieron en talleres de trabajo organizados durante el año 2019 por el Centro de Capacitación Judicial de la Provincia a fin de unificar criterios para la determinación de su contenido, y de un amplio debate en el que se ha dado participación a los profesionales de la matrícula con talleres especialmente organizados al
efecto y en el mismo marco.

En este marco, Venchiarutti resaltó que el origen del protocolo fue dado por la incorporación al programa de “Justicia 2020” impulsado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, motivado por los resultados de las estadísticas relevadas en distintas provincias del país, que indicaban que los procesos civiles y comerciales llevaban en promedio alrededor de 5 años en la tramitación de primera instancia, insumiendo la mayor parte del tiempo el período de pruebas.

“Si bien la situación extraordinaria de la pandemia ha obligado a diferir el inicio de vigencia del protocolo, paradójicamente fue la misma situación la que ha impulsado a los Juzgados de nuestra provincia a implementar muchas de las prácticas en él establecidas a fin de posibilitar la continuidad de la prestación del servicio”, puntualizó.

Así, y acompañados por las Acordadas dictadas al efecto por el Superior Tribunal de Justicia se continuó con la celebración de audiencias por medio de videollamadas y registrado las mismas en formato audiovisual, “pues las medidas de restricción vigentes en esos momentos por las razones de salud pública por todos conocidas hacían imposible la realización de audiencias en forma
presencial”.

De esta manera, la Presidenta del STJ destacó que con esta y otras medidas, el servicio de justicia de la provincia de Misiones “continuó siendo garantizado para sus ciudadanos, sorteando los obstáculos que el contexto mundial imponía”.

Consignó a su vez, y en tanto dichas prácticas son en definitiva una derivación de principios y reglas establecidos en el Código Procesal, en algunas causas se ha llevado a cabo el “proceso por audiencias” establecido en el protocolo, que en síntesis consiste en que el período de prueba se inicie con la Audiencia Preliminar establecida en el Art. 362 del mencionado código y culmine con una “Audiencia de Vista de Causa”, “que no es otra cosa que una audiencia de producción de prueba oral y vista de la demás prueba producida con anterioridad, conforme a los deberes y facultades del Juez establecidos en los Arts. 34 y 36 del mismo código, aplicándolos de forma eficiente”.

Venchiarutti mencionó que, según la información brindada, como regla, en los casos en que se aplicó el proceso por audiencias “se ha logrado reducir el tiempo promedio de un proceso de conocimiento en primera instancia a 2 – 3 años (prácticamente la mitad del tiempo informado por las estadísticas anteriores)”.

De cara a la “nueva normalidad” en la que la Justicia se encuentra luego de la pandemia, resaltó que se pudo acondicionar la Sala de Oralidad en el Palacio de Justicia de Posadas, que es un lugar especialmente diseñado en su estructura y arquitectura, “con el mobiliario y los elementos técnicos y de seguridad necesarios para permitir la celebración de las audiencias de prueba” o “vista de causa” en un “espacio idóneo, con un alto nivel de imágen y sonido y un software y servidor que permiten el registro audiovisual de calidad y su resguardo en forma segura”.

Finalmente, enfatizó que el protocolo y la sala de oralidad son dos herramientas más, “producto de un trabajo consciente y sostenido del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Misiones que acompaña a todos los operadores del servicio de justicia, con la firme convicción de que todos, mancomunadamente, tenemos el deber de poner nuestros mayores esfuerzos para responder a la necesidad y derecho fundamental del justiciable: la tutela judicial efectiva o, en lenguaje claro: acceder a la justicia, ser oído y obtener una solución justa en un tiempo
razonable”.