Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Karin, de Puerto Iguazú: una mujer que enseña a otras a manejar

Provinciales

Hace dos meses comenzó con este emprendimiento en el que le ha ido muy bien. Sus clases apuntan a “perder el miedo” y lograr adquirir una habilidad tan necesaria como peligrosa: manejar un automóvil.

Karin Sommer es una mujer que vive en Puerto Iguazú hace poco más de diez años, le gusta manejar y enseñar y decidió unir esas dos habilidades para brindar un nuevo servicio más que necesario y escaso, enseñar a otras mujeres a manejar. “Decidí comenzar con este emprendimiento porque noté que acá en Iguazú, no hay personas que enseñen a mujeres, como yo tengo la disponibilidad de mi auto, me dispuse a ofrecerlo y así poder ayudar” comentó.

Aprender a manejar un auto es todo un desafío, ya que puede ser complicado para quien lo haga por primera vez, más aún cuando quién enseña no está armado de paciencia, lo que lleva a muchas mujeres a abandonar el deseo o la necesidad de aprender a conducir. No solo se debe aprender a entender el funcionamiento práctico del vehículo, sino también la relación con otros conductores en la calle y las reglas de tránsito en una ciudad donde se las pasa por alto más de lo que se las respetan. Además es una actividad que aún hoy en día está acompañada de prejuicios y estereotipos cuando de mujeres se trata.

Por ello, Karin en la primera clase enseña a sus alumnas a perder el miedo al vehículo y a conocerlo para poder hacer uso del mismo de la mejor manera “El primer módulo consiste en sacar el miedo, que se sienta el auto, los ruidos, la comodidad, que verifique las luces, el aceite, el agua. Que sienta cuando se arranca el auto, que conozca el motor, que escuche el motor del auto cuando hace cambio” este paso es el más importante para las alumnas ya que va a determinar su ánimo el esto del curso.

Luego se trabajan los cambios y cuando ya se tienen los conocimientos la alumna puede salir a la calle. Una vez allí aprende a manejarse en ella y también a estacionar. El último paso es aprender a maneja en la Ruta que implica otras reglas.

El tiempo de aprendizaje depende de cada persona y Karin asegura que “no hay que apurar a ninguna” La profesora toma fotos y graba pequeños videos de las etapas que van superando sus alumnas para que puedan sentir más confianza. Al terminar el curso, se entrega un diploma, un manual de manejo con las reglas de tránsito y las fotos y videos de iniciación en cada etapa. (Imagen web Mujeres al volante)