SEGUINOS

POSADAS

La conectividad a Internet en cuarentena, el gran aliado de la sociedad

En tiempos de pandemia y cuarenta obligatoria, Internet se volvió en el gran aliado de las personas que deben quedarse en casa. Desde las familias hasta funcionarios del gobierno, utilizan a diario la conectividad para poder continuar con sus actividades. Marandú comunicaciones se encarga de que internet llegue a todos los hogares y sectores de la provincia de Misiones.

Justamente hace un año la provincia de Misiones sumaba una nueva innovación tecnológica, la Red Capricornio, que posibilitó aumentar la capacidad de conexión ingresando por Bernardo de Irigoyen desde San Pablo, Brasil, y llegando a toda la provincia. Aquel avance permite que hoy, la conectividad esté asegurada en todos los hogares.

Cuando comenzó el camino hacia la cuarentena obligatorio, el gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad, pidió a los servidores de Internet que flexibilicen los costos y uno de ellos fue Marandú. “Lo que hicimos fue bajar el costo al 70% a empresa misioneras de telecomunicaciones que están distribuidas en la provincia y compran conectividad a Marandú”, indicó Marcelo Rodríguez, presidente de la entidad.

El tráfico de Internet que había en la provincia antes del decreto de la cuarentena era de 30 mil megas durante la hora pico, que va de 21 a 00 horas de cada día. Actualmente en la misma franja horaria hay un tráfico de 42 mil megas, “Eso lleva a que tengamos que tener esa cantidad de megas disponibles como a su vez también el equipamiento para que las redes puedan soportar esa demanda, porque una cosa es llegar con la conectividad a todas las ciudades y una cosa es aumentar la capacidad de esas redes para poder tener la capacidad que demanda la gente”, explicó Marcelo Rodríguez.

“La provincia sigue apostando a la tecnología con recursos propios, seguimos desarrollando redes para poder tener una provincia totalmente conectada”

Si bien las clases están suspendidas, los docentes acordaron con sus alumnos continuarlas a través de Internet, usando plataformas digitales y aplicaciones que facilitan el contacto. En toda la provincia hay 1500 escuelas conectadas con internet y hay alrededor de 800 escuelas por conectar, pero los chicos no están en las aulas.

Es por eso que la conectividad a Internet tiene que estar asegurada en los hogares para que esta nueva modalidad en la educación siga funcionando y sobre todo la plataforma Guacurari. “Fue un trabajo en silencio, que empezó hace cuatro años junto con Miguel Sedoff y de un día para otro tuvimos que abrir esa plataforma para todos los colegios de la provincia de Misiones, que la teníamos gracias al trabajo que se venía realizando durante cuatro años”.

Otros lugares que también necesitan tener conectividad asegurada durante la cuarentena, son los hospitales, CAPS y las unidades penitenciarias, para que la comunicación sea efectiva. “No paramos de conectar, estamos trabajando de una manera reducida, pero se hace necesario seguir ampliando las capacidades”, aseguró el presidente de Marandú.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-