SEGUINOS

Opinión

La cuarentena incrementa el aislamiento de la población trans que necesita contención social

La autora de la nota dice que en Misiones, una de las poblaciones que más padece el aislamiento social y la cuarentena obligada por el Covid-19, es la del colectivo trans y travesti, tanto como los sectores de barrios populares, empobrecidos y las comunidades mbya guaraní, que en su mayoría son nómades.

Pero en el caso del sector trans, si sus integrantes además están en situación de vulnerabilidad, la marginación es todavía más acuciante.

En Posadas, como en el resto de Misiones y de otras provincias del país, la mayoría de las mujeres trans recurren a la prostitución como única salida para ganarse el sustento, ya que la Ley del Cupo Laboral Trans es una deuda pendiente, así como la Emergencia por Violencia de Género, a pesar de la cantidad de víctimas que conforman el mapa de femicidios.

“El 85,3% de las mujeres trans de la Argentina se vuelcan al trabajo sexual, porque en su mayoría no son contratadas por prejuicios de los y las empleadoras. Frente a la falta de acceso al trabajo formal, diversas organizaciones de la región informan que las mujeres trans recurren a la informalidad”, detalla el informe “Mujeres Trans Privadas de Libertad: la Invisibilidad tras los muros”, elaborado por el Equipo de Género y Diversidad Sexual de la Procuración Penitenciaria de la Nación, junto a organizaciones regionales de derechos humanos.

Los países que registran el mayor porcentaje de trabajo sexual de esta población son Paraguay (95%), Brasil (90%), El Salvador (80%) y Costa Rica (61%).

En la Nación mujeres trans ocupan lugares de poder

Actualmente, en el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, hay una mujer trans como la primera subsecretaria de Políticas de Diversidad, Alba Rueda; mientras que su par de la provincia de Buenos Aires tiene a Florencia Guimaraes, y en el INADI, Ornella Infante, es directora Nacional de Políticas contra la Discriminación.

En Posadas, una de las referentes del activismo trans es Dana Valiente, titular de la Asociación Civil “De la Calle a la Dignidad”, que funciona en el barrio Ñu Porá de Garupá y nuclea a la población trans y travesti que en el contexto de esta cuarentena, es uno de los sectores más desprotegidos y discriminados de la sociedad.

Además, desde la asociación civil sostienen tres merenderos en los barrios A 3.2, Néstor Kirchner y la Ripiera, a los que asisten unas 400 niñas y niños.

La violencia en silencio es más grave

Valiente puntualiza que de las personas asociadas, más de 30 mujeres trans se dedican a la prostitución y viven alquilando lugares precarios donde son discriminadas. Es una de las poblaciones que en cuarentena están en una situación muy difícil, con un Estado provincial que carece de políticas públicas de asistencia y protección para ellas.

“La violencia en silencio es la más grave. Nosotras estamos acostumbradas a estar aisladas; no es una novedad. La población trans y travesti vivió durante década y sigue en aislamiento. La sociedad y el Estado nos excluyen, y la falta de oportunidades nos obliga a vivir de noche”, señala en El Reportero.info

En cuarentena por el COVID-19, la situación actual de aislamiento priva a esta población, relegada al trabajo informal y frecuentemente a la prostitución, de sus modos de subsistencia.
“Sin poder salir, nuestras compañeras no tienen cómo sobrevivir y están en graves problemas, y ahora es cuando más se nota la falta de compromiso del Estado provincial y lo poco que le importa la diversidad o la identidad de género, la diversidad sexual o la gente en situación de prostitución”, enfatizó Dana.

Ayuda de Nación para las compañeras

En consecuencia a esta situación de contención hacia sus pares, la activista gestionó ayuda alimentaria a la Nación, y tuvo respuesta, aunque los envíos quedaron cortos, porque en ese momento no estaba prevista la extensión de la cuarentena.

Dana Valiente que forma parte de la Convocatoria Federación Travestis y Trans de la Argentina, destacó que como parte de la organización de personas trans y travestis logró en coordinación con la Nación, con el área de Políticas Públicas y Diversidad, a cargo de la funcionaria trans, Alba Ruedas que posibilitó ayuda alimentaria para las compañeras. Pudimos cubrir 15 días de comida, y ahora tenemos que ver cómo seguirá esto, porque no hay señales de que la provincia accione a favor de nuestro colectivo”, reclama la activista trans.

Campaña Solidaria de “100% Diversidad y Derechos”

El colectivo LGBTI+ de Posadas también recibió ayuda alimentaria y productos de higiene, de la organización nacional 100% Diversidad y Derechos, con la campaña solidaria “Coronavirus: Nos cuidamos entre todes”, para personas travestis y trans, migrantes, refugiadas y solicitantes de refugio en el país, gracias al apoyo de ACNUR.

Esta ayuda se instrumentó a partir de la Red Nacional 100% Diversidad y Derechos y el espacio Orgullo y Lucha para que la ayuda llegue a Chubut, Neuquén, Río Negro, Tucumán, Mendoza, Chaco, Salta y las ciudades de Tigre y Mar del Plata de la provincia de Buenos Aires.

En Misiones se instrumentó con la Agrupación De la Calle a la Dignidad, donde Dana Valiente con la colaboración del activista social, Jorge Ríos, entregaron bolsas con productos alimentarios e higiénicos al colectivo trans en situación de emergencia en Posadas.

También fueron incluidos en la asistencia, otras personas de la diversidad de varios barrios de la capital misionera, y todes con la misma demanda: necesitan contención social en esta cuarentena y recursos materiales que les permitan sobrellevar la vida diaria.

Por Patricia López Espínola

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-