SEGUINOS

Justicia

La defensa del “descuartizador de Villa Cabello” pidió la suspensión del juicio previsto para diciembre por la pandemia

El defensor oficial Miguel Ángel Varela, quien asiste legalmente a Martín Fernando Monzón (37), imputado por el asesinato y descuartizamiento de su pareja Horacelia Marasca (16), pidió la suspensión del juicio por la pandemia del coronavirus.

Como el planteo fue rechazado por el Tribunal Penal Dos, presentó un recurso de casación, que deberá resolverlo el Superior Tribunal de Justicia. Esto hace peligrar la realización del proceso, cuyo inicio está previsto para el 9 de diciembre próximo.

Varela sostiene que no hay por qué exponer al imputado a un debate en tiempo de pandemia, porque se estaría vulnerando su derecho a la salud.

Trascendió que el Defensor Oficial Cuatro asumió la misma postura en todos los juicios en los que le tocaba intervenir.

En agosto de 2015, Monzón denunció que su pareja, con la que residía en un departamento de la chacra 150 de Villa Cabello, en el oeste de la capital provincial, había abandonado el hogar. Cinco días más tarde, la madre de la chica denunció ante la Policía que sospechaba que algo malo le había sucedido a la adolescente, porque ella nunca dejaría solo a su hijo de siete meses. No se equivocó, porque algo terrible había pasado.

Los policías allanaron la residencia y luego detuvieron al sospechoso. Entonces el hombre se quebró. Dejó entrever que el día del hecho Horacelia quiso atacarlo y que él le sacó el cuchillo, para luego herirla, supuestamente sin querer. Habría dicho que, asustado, decidió desmembrar el cadáver.

El examen forense determinó que la víctima recibió al menos tres puntazos letales, lo que no coincidiría con la versión de Monzón que en determinado momento del forcejeo ambos caen y que el cuchillo se le incrustó en el cuerpo a la joven.

El acusado está imputado de “homicidio calificado” y podría ser condenado a prisión perpetua.

Descargar Semanario Seis Páginas
-