Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

La desocupación creció 2,5 puntos a 13,1% en el segundo trimestre

Economía-- Nacionales

El trimestre con mayores restricciones a la movilidad y a la producción por la pandemia de Covid-19 dejó un aumento del desempleo de 2,5 puntos en un año. Según los datos aportados este miércoles por el Indec, la tasa de desocupación fue del 13,1% entre abril y junio, cuando en el mismo período de 2019 había sido de 10,6%.

También resaltó una notable baja en la tasa de empleo, que pasó del 42,6% al 33,4%. Es el vigésimo séptimo mes consecutivo con caída en la medición interanual

Paralelamente, Inedc resaltó una notable baja en la tasa de empleo, que mide la proporción de personas ocupadas en relación a la población total. La cifra bajó 8,8 puntos porcentuales en términos interanuales, desde el 42,6% al 33,4%, lo cual se reflejó en una pérdida de 2,5 millones de empleos en los 31 aglomerados urbanos que releva el organismo conducido por Marco Lavagna.

Las ventas totales en los supermercados con una superficie total mayor a 100.000 m2 totalizaron $26.223 (con un aumento de 48,9%) y en aquellos con superficie menor o igual a 100.000 m2, $20.351 (+41%).

Teniendo en cuenta que estos aglomerados representan cerca del 65% del empleo del país, la pérdida total de puestos de trabajo fue de 3,9 millones.

Pablo Menéndez Portela, economista del Centro de Estudios Atenea, dijo en diálogo con Ámbito que la profundidad del efecto de la crisis se vio más nítidamente en las tasas de actividad y empleo, que en la de desocupación, “lo que muestra que el aislamiento social sumó una dificultad adicional a la búsqueda de trabajo” durante estos meses.

En efecto, la cantidad de desocupados se mantuvo prácticamente estable en comparación con el año pasado, en torno a las 1,4 millones de personas. En ese marco, el aumento de la tasa fue explicado porque una porción significativa de los individuos que estaban ocupados en el segundo trimestre del año pasaron a formar parte de la población “inactiva”, que incluye tanto a las personas que no están en condiciones de trabajar como a aquellas “desanimadas” que no están buscando empleo.

“La tasa de empleo es la mas baja desde 1982. Muchos de esos ocupados menos, a diferencia de otros momentos, directamente no estuvieron buscando trabajo, por eso la población activa, esto es, la gente que esta trabajando o buscando trabajo, cayó en 4,3 millones de personas. La gente que quedó sin empleo no busco, porque no tenía expectativas de conseguir. ¿Cómo sobrevivieron? con ahorros, dejando de pagar cosas, pidiendo dinero prestado, reduciendo gastos, con indemnizaciones recibidas”, explicó Victoria Giarrizzo, directora del centro de estudios Cerx.

Por su parte, el economista Camilo Tiscornia deslizó que, probablemente, la baja nominal en los salarios fue una forma de amortiguar el “efecto pandemia” y proteger ciertos puestos de trabajo.

El informe de INDEC reflejó que el impacto de la pandemia en el empleo fue más fuerte en los asalariados sin descuento jubilatorio. De esta manera, la proporción de asalariados sin aportes con relación al total de asalariados se redujo 10,7 puntos. También afecto relativamente más al sector privado, en comparación con el público, y a algunos sectores en particular, como el de restaurantes y hoteles, la construcción y el servicio doméstico.

En cuanto al desempleo, la mayor suba se dio en el grupo que ya era el más golpeado: en las mujeres jóvenes, de hasta 30 años, la tasa trepó desde el 23,6% hasta el 28,5%.

Al respecto, Menéndez Portela sostuvo que “la agenda urgente para los próximos meses deberá tener en el centro a las mujeres jóvenes, que son el sector con mayor caída en todas las variables de empleo. Durante la pandemia se acentuó su condición de trabajadoras no remuneradas, lo que se refleja en una tasa de empleo de apenas el 21%. Sin dudas las políticas activas de recuperación de los puestos de trabajo deben enfocarse en este sector históricamente postergado”.

De cara al futuro, Tiscornia afirmó que lo peor del “efecto pandemia” se vio en este segundo trimestre pero que la baja en la desocupación en los próximos meses probablemente sea lenta ya que “la reactivación económica viene bastante lenta también”.

El segundo trimestre de 2020 fue el más afectado por la cuarentena para combatir el coronavirus, lo cual se reflejó en una caída del 19,1% interanual en el PBI.

ambito.com