SEGUINOS

ECONOMIA

La diferenciación impositiva y aduanera apunta a hacer de Misiones un polo de desarrollo productivo e industrial

No se trata sólo de posicionar a la Provincia en igualdad de condiciones con los países vecinos, sino en poner en valor de desarrollo el potencial misionero, según deja expresa constancia el proyecto de ley que se debatirá en el Congreso de la Nación.  Un proyecto en el cual el Puerto de Posadas jugará un rol protagónico, también como miembro activo de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

Porque se trata de construir  un polo de desarrollo productivo, tecnológico y exportador, promoviendo inversiones productivas, radicando industrias en toda la jurisdicción provincial.

En el proyecto de ley conocido el miércoles, la propuesta es reducir impuestos a las ganancias, al valor agregado, impuestos internos, referidos a bienes personales, a la ganancia mínima presunta, sobre créditos y débitos en cuentas bancarias. Igualmente reducir el impuesto a los combustibles líquidos y eximir a la Provincia de derechos de importación, fortaleciendo el control de fronteras y los cursos de vías navegables interiores.

Con una mirada nueva, acorde con los tiempos que se viven, se plantea asimismo potenciar la generación de energías sustentables, el desarrollo de industrias basados en el conocimiento y tecnologías ambientalmente sustentables. Incluyendo un régimen extraordinario que reconozca y colabore con la preservación ambiental y los servicios ambientales prestados por Misiones.

Precisa el proyecto: “el territorio o zona aduanera especial consiste en utilizar una herramienta legal (aduanera) que propicia la generación de condiciones económicas competitivas para la producción y exportación de bienes y servicios, la generación de empleo a partir de la apertura de nuevas industrias, la importación de bienes de capital e insumos necesarios para la producción e industrialización de las materias primas misioneras, en un claro fomento productivo e industrial”.

Fundamentos

Misiones ha venido planteado a la Nación la recuperación económica que le ha permitido el cierre de fronteras impuesto por la pandemia. Así como la desigualdad a la que la someten las asimetrías generadas en la política agresiva de Brasil que ha establecido zonas libres aduaneras en su frontera, agravando las condiciones desventajosas en las que debe desenvolverse Misiones. A lo que se le suma la desigualdad impositiva con Paraguay que permite precios internos inferiores en un 28% a muchos de los productos que se venden en Misiones.

Todo lo cual además de generar fuga de divisas que es posible contabilizar en miles de millones de pesos, pone frenos insalvables a las potencialidades productivas y de industrialización que, aún en esta situación desfavorable, Misiones ha posicionado, avanzando en la diversificación productiva, industrial, incursionando hasta en la economía del conocimiento.

Es así como esta política diferenciada que la Provincia solicita a la Nación no tiene otro propósito que el de apartar esos obstáculos y posibilitar un desarrollo productivo e industrial, largo tiempo reclamado.

Un último antecedente de ese reclamo fue la insistencia en la puesta en práctica del artículo 10 de la Ley Pyme N° 27.264, aprobada por el Senado en el 2016 y reglamentada por el Poder Ejecutivo, exceptuando el mencionado artículo que establece:  “Facúltese al Poder Ejecutivo Nacional para implementar programas tendientes a compensar a micro, pequeñas y medianas empresas en las zonas de frontera que este establezca por asimetrías y desequilibrios económicos provocados por razones de competitividad con países limítrofes, para lo cual podrá aplicar en forma diferencial y temporal herramientas fiscales así como incentivos a las inversiones productivas y turísticas”.

Entonces como ahora, todo el sector empresarial ha respaldado las gestiones de Misiones en pos de un desarrollo productivo e industrial, favorecido por una política diferencial positiva y aduanera, que la ponga en un pie de igualdad con sus vecinos: Paraguay y Brasil. Un proyecto en el cual el Puerto de Posadas jugará un rol protagónico.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-