Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

La familia de Hugo Wasyluk espera con expectativa la realización del juicio, que se hará a 10 años del hecho

Justicia Policiales

Lucas Wasyluk tenía 10 años cuando mataron a golpes a su padre Hugo Miguel (38). Por ese hecho hay 13 detenidos, en su mayoría policías que prestaban servicios en la Unidad Regional Dos. Después de muchas idas y vueltas, el expediente está listo para la realización del juicio oral y público. Pero el proceso recién saldría en 2021, ya que por la pandemia en 2020 no pudo concretarse. La familia del fallecido tiene muchas expectativas de que los responsables de la atroz muerte del trabajador rural paguen por lo que hizo.

“Sé que hay muchos que andan libres y andan por acá. Esto me da miedo”, confesó el joven, que en 2019 terminó el secundario, en declaraciones a Crimen y Justicia, el programa de temas policiales y judiciales que se emite por Canal 6 Digital.

Recordó que un día antes de ese 26 de abril de 2011 negro “había ido a verlo, pero terminamos discutiendo y me fui mal. Fue la última vez que lo vi con vida”.

Lucas apuntó que su padre fue interceptado “cuando iba a comprar un vino. Se lo llevaron detenido, pero él nunca había tenido problemas con la Policía. Mi papá vivía con mi abuela y trabajaba en la chacra”.

“Los vecinos lo recuerdan como buena persona. Con él yo era muy cercano. Lo único que queremos es justicia”, reiteró.

El muchacho aseguró que en Villa Bonita “algo cambió, pero hay ciertas actitudes de la Policía que siguen” y apuntó que en 2019 fue arrestado y maltratado por uniformados.

Hugo Miguel Wasyluk fue arrestado y brutalmente golpeado, se presume que en la comisaría de Villa Bonita. Luego lo llevaron a Oberá. Terminó en una celda de la comisaría Primera, donde lo encontraron muerto.

El sargento Pedro De Mattos, el cabo Carlos Antonio Gómez y el agente Ricardo Javier Rodríguez son los más comprometidos. Están entre rejas por “tortura seguida de muerte”.

Además están procesados, pero se encuentran en libertad, Jorge Antonio Heijo y Wilson Ricardo González, imputados de “omisión de denuncia de torturas e incumplimiento de los deberes de funcionario público”; y Miguel Ángel Espíndola, Hugo Ariel Basaraba, Carlos Ariel Lentini, Andrea Rosana Harasimezuk, Alejandro Fabián Núñez, Luis Alberto Silva, Gustavo Javier Fontana y el médico José Orlando Morales sospechados de haber cometido “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

El juicio lo llevará adelante el Tribunal Penal de Oberá. Se prevé que declaren unos 40 testigos y se concretará en un espacio especialmente acondicionado por la cantidad de imputados que congregará el proceso.