SEGUINOS

JUSTICIA

La Fiscalía quiere que el joven gitano acusado de provocar el accidente que le costó la vida a la maquilladora vuelva a ser arrestado

La fiscal María Laura Álvarez apeló la decisión de excarcelar al joven de la comunidad gitana acusado de provocar el choque que el pasado 24 de diciembre en Posadas le costó la vida a la maquilladora Daniela Ibarra (34).

“El hecho atribuido al encausado se produjo en horas aproximadas a las 3, circunstancias en la que Dani M. se encontraba al mando del auto Chevrolet modelo Cruze, domino colocado LPH-581, circulando por la Avda. República Oriental del Uruguay, en dirección cardinal Norte-Sur. Al llegar a la intersección con Comandante Rosales, habría impactado en el lateral derecho del coche Renault Clio, dominio colocado GIL-909, conducido por el Sr. Alejandro Cariaga, quien tenía como acompañante a Adrián Torres, Daniela Ibarra y el hijo de esta de apenas siete meses. A raíz del impacto, Alejandro, Adrián y el bebé resultaron con lesiones de consideración, mientras que Daniela perdió la vida a raíz de las heridas sufridas.

Después del hecho, el encausado se da a la fuga subiéndose a un taxi, cuyo conductor dio aviso al sistema 911 entregándolo en la intersección de calle Noruega y Herrera, lugar en el que se procedió a su detención”. Así describió el hecho la representante del Ministerio Público.

“Este Ministerio Público ha dictaminado a fs. 06 del presente incidente en forma negativa a la concesión del beneficio de la excarcelación, entendiendo que existe riesgo procesal en tanto y cuanto hay en la causa indicios vehementes que hacen presumir que el imputado tratará de eludir la acción de la justicia o entorpecer el proceso, conforme lo enunciado por el Art. 319 inc. a) y b) del Código Procesal Penal”, sostuvo Álvarez.

Qué dice la Fiscalía

Para la Fiscalía, “se observa en el acusado una actitud de desprecio o al menos de manifiesta indiferencia a las normas que resguardan los derechos del prójimo y permiten una convivencia pacífica y segura, incluso en el marco de una realidad de por sí riesgosa como es el manejo y circulación de vehículos automotores, ello sumado al mayor grado de reprochabilidad de la conducta del imputado que conducía bajo los efectos del alcohol y la circunstancia de que en ningún momento intento socorrer a las víctimas del hecho por el ocasionado”.

“Considero que el argumento subsidiario de la aplicación de una caución real, es decir, el embargo del bien mueble que siquiera es propiedad del encausado y la amenaza de su pérdida, no son suficientes para conjurar el riesgo de fuga antes explicado”, indicó la fiscal.

Dani M. fue excarcelado el 5 de enero, menos de dos semanas después del trágico choque.

Descargar Semanario Seis Páginas
-