SEGUINOS

POLITICA

La grieta y una encuesta llamativa: cómo influye en las amistades y los matrimonios

Es la grieta llevada a su máxima (¿y peor?) expresión. El impacto de la simpatía o fanatismo partidario en las relaciones personales. Como un revival de los tiempos más polarizados del país, una consultora salió a medir los niveles de “tolerancia” y “aislamiento” político de la gente según su afinidad con el kirchnerismo o el macrismo. ¿Cómo se compone su círculo de amigos? ¿Qué pasa si un hijo K decide casarse con una chica M? ¿Y al revés?

El estudio es de Real Time Data, una firma creada el año pasado y que hace mediciones de actualización diaria. La conduce Nicolás Solari, politólogo y ex Poliarquía. Tienen clientes institucionales, algunos de ellos fondos extranjeros.

Clarín accedió a su último trabajo, un relevamiento telefónico y nacional de 1.001 casos, recolectados entre el 16 y el 27 de enero. Los resultados se presentaron con un margen de error de +/- 3,16% y en un informe de más de 30 páginas.

De arranque, se hace un resumen con los principales resultados. Y en la mayoría queda expuesta la grieta:

– “Un 42% de los argentinos dice identificarse con alguna de las distintas versiones del peronismo. Es un guarismo casi idéntico al de los respondientes que dijeron sentirse más representados por el macrismo y el radicalismo (40% en total)”.

– “En época de grieta y polarización, los simpatizantes del macrismo y el radicalismo muestran mayor rechazo hacia el kirchnerismo, que el que los simpatizantes peronistas y kirchneristas manifiestan hacia el macrismo. Los votantes de Macri son, además, los más propensos a rodearse de gente que comparte sus mismas ideas políticas”.

– “Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta son los dirigentes mejor evaluados del país, ambos con un 55% de imagen positiva. En sentido inverso, los dirigentes con mayor imagen negativa son Mauricio Macri, con 58%, y Cristina Kirchner, con 55%”.

– “El Papa Francisco, con el que el presidente Alberto Fernández se reunirá el 31 de enero, cosecha entre los argentinos una imagen positiva del 48% y una negativa del 41%. Entre quienes evalúan negativamente al Sumo Pontífice prevalece la idea de que éste se involucra demasiado en la agenda política local”.

Tres parámetros de la grieta

Uno de los capítulos del estudio directamente se titula “La Grieta”. Primero, arranca con la identificación de los encuestados. “¿Cuál de los siguientes espacios políticos diría que está más cerca de sus propias ideas?”

La división entre los PJ-K y los PRO-UCR es casi exacta. Un 42% se identifica con el peronismo (27%) o kirchnerismo (15%), contra un 40% que se manifiesta macrista (21%) o radical (19%). Completan el socialismo (4%), comunismo (1%) y ns/nc (14%).

Luego va con las preguntas más personales. “¿Cómo se sentiría usted si un hijo o hermano suyo decide casarse con un simpatizante…?”. Los más extremos son los macristas: un 38% se sentiría “muy decepcionado” si un hijo o hermano elige un simpatizante K; un 7% se sentiría “decepcionado”; a un 49% le resultaría “indiferente” y el resto “ns/nc”.

En el caso inverso, el casamiento con un macrista, los “muy decepcionados” del kirchnerismo llegan a 22% (dos puntos menos incluso que los identificados con el peronismo); un 14% de los K se sentiría “decepcionado”; a un 37% le resultaría “indiferente” y el resto “ns/nc”.

En el “nivel de aislamiento político según el voto de octubre”, los votantes de Macri también son más. Un 41% confiesa que “la mayoría de sus amigos y familia” piensa en términos políticos como ellos. En los votantes de Fernández, el número se reduce a 34%. En ambos casos, el mismo porcentaje (50%) dijo que tiene amigos y familia en los que “algunos piensan como ellos pero otros no”. (clarin.com)

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-