Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

La Iglesia y movimientos sociales se reunirán para pedir que el Gobierno declare la emergencia alimentaria

Nacionales

La Iglesia católica se reunirá este próximo miércoles con empresarios, sindicalistas y dirigentes sociales para apuntalar su reclamo al Gobierno por la declaración de la emergencia alimentaria. Será en la reedición del diálogo que todas las partes habían inaugurado a fin del año pasado, sin participación de la administración de Mauricio Macri y que en los últimos días tuvo episodios paralelos como la negociación entre la Unión Industrial Argentina y la CGT para coordinar acciones frente a la crisis económica y social.

El encuentro será este miércoles 4 de septiembre y fue convocado por la Comisión Episcopal de Pastoral Social que encabeza monseñor Jorge Lugones, un hombre cercano al papa Francisco.

Según los organizadores la cumbre contará con la participación de referentes de la UIA y entidades del agro, la CGT y los gremios opositores que respaldan a Hugo Moyano, las dos CTA y del denominado “triunvirato de San Cayetano” como se conoce al bloque de organizaciones sociales formado por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie.

Desde las 17 los invitados debatirán sobre la base de dos documentos: el que la mayoría de ellos firmó en diciembre pasado y del que surgió un reclamo por un cambio de modelo económico, con el auspicio de la Conferencia Episcopal Argentina y el que emitió la semana pasada la Pastoral Social en el que se demandó puntualmente la declaración de la emergencia alimentaria y nutricional para atender la situación de los sectores más vulnerables, en particular los niños.

La denominada Mesa de Diálogo por el Trabajo y la Vida Digna, que delibera desde el año pasado, se mantuvo con actividad permanente desde entonces a pesar de la controversia que su funcionamiento ocasionó hacia el interior de algunas de sus organizaciones, como la UIA. Al momento de la firma del documento de diciembre hubo dirigentes que le reclamaron al presidente de la entidad, Miguel Acevedo, evitarlo para no incordiar a Mauricio Macri. Incluso en la propia CGT hubo gremialistas que le sugirieron a Héctor Daer, animador de varios de los encuentros, que en esa oportunidad evitará involucrarse en una firma junto con los movimientos sociales.

 

Fuente: Ámbito