SEGUINOS

La industria funcionó al 51,6% de su capacidad en marzo

Por la llegada de la pandemia al país, la utilización de la capacidad instalada de la industria en marzo bajó al 51,6% de acuerdo a lo comunicado este miércoles por Indec. De esta manera, se produjo una caída de 7,2 puntos respecto al mismo mes de 2019.

Los derrumbes interanuales más importantes se observaron en el rubro textil y en la producción de minerales no metálicos, con pérdidas de 21,1 puntos y de 20,3 puntos, respectivamente. El primero operó al 28,7% de sus capacidades mientras que el segundo lo hizo al 42,1%.

El BCRA habilitó esta línea que tendrá disponibles alrededor de 22.000 millones de pesos y cuyo fondeo estará compuesto por una reducción en el stock de Leliq y la liberación de encajes bancarios.

Por debajo de la media también operaron la fabricación de caucho y plástico, el sector metalmecánico y el automotriz. Este último funcionó apenas al 25,9% de su potencial, con una caída de 9 puntos en la comparación con marzo del año pasado.

La semana pasada INDEC informó que la industria se derrumbó casi 17% interanual en marzo. Según el Índice de Producción Industrial (IPI), el fuerte declive fue explicado principalmente por las contracciones en Productos minerales no metálicos, Industrias metálicas básicas y Prendas de vestir y calzado, que cayeron hasta 40,7%.

En los dos primeros casos, la paralización en la actividad de la construcción generó una profunda baja en el consumo de productos como yeso, cemento y acero. En el caso de la vestimenta, la merma en la actividad comercial explicó la variación negativa.

Adicionalmente, también sufrieron importantes pérdidas rubros como Productos de metal, Vehículos automotores, Maquinaria y equipo, y Muebles.

Previo al aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno, la capacidad productiva de la industria en su conjunto se había aprovechado en un 59,4%.

Para el cálculo de este índice, INDEC tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener a partir del aprovechamiento potencial de las plantas productivas, empleando el máximo de turnos posibles y las paradas necesarias para el mantenimiento apropiado de dicha capacidad.

En cuanto a las perspectivas del sector para el segundo trimestre, el 74% de los empresarios encuestados por el instituto oficial de estadísticas públicas consideró que la demanda interna continuará en baja contra un 9,8% que prevé una suba, mientras que el restante 16,2% no prevé mayores cambios.

Desde el ámbito empresario, un relevamiento de la Unión Industrial Argentina (UIA) realizado entre el 13 y 15 de abril, en la que participaron 607 empresas del sector, reflejó que, como producto de la cuarentena, un 72% de las compañías registraron una caída de las ventas mayor al 60%.

Una de las principales preocupaciones es el tema salarial. Dentro del grupo que tuvo un fuerte retroceso de las ventas, el 87% dijo que tiene serias dificultades para pagar sueldos.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-