SEGUINOS

Sin categoría

La memoria siempre se honra con la acción que constituye su herencia

La última semana de enero fue pródiga en aconteceres y a diferencia de cuanto era habitual en los veranos misioneros, la actividad fue sostenida en todos los niveles, aunque lógicamente acotada por la pandemia. Y en el costado triste, muy triste del mes, se sucedieron casos de fallecidos por Covid 19, acercándose al centenar de óbito. Que es un número bajo, por cierto, en comparación con otras provincias o con los indicadores generales del país. Pero una sola muerte, conmueve.  A familiares y allegados y al conjunto de la sociedad que ve fallecer a diario a personas que por comorbilidades no pudieron superar la enfermedad, ni aún los más jóvenes. Aunque por cierto fueron los adultos mayores las principales víctimas.

Pero también fue un mes de innovaciones y anuncios. Desde saber que vamos a incursionan en nano sensores para idear formas de alimentación en el marco de un proyecto espacial argentino que contempla la posibilidad de habitar Marte, hasta conocer cuánto se ha avanzado en la generación de una energía limpia, como es la solar.

Según Germán D. Chullmir, Misiones tiene las condiciones favorables para desarrollarla en una forma llamada energía distribuida, es decir, mediante parques fotovoltaicos enfocados en el consumo de cada sector que se vaya a atender: consumo familiar o consumo industrial. Parques que no estarán vinculados permitiendo una energía independiente, focalizada, en lugar de grandes centros de generación.

La innovación en la materia se inscribe, también, en el camino emprendido en cuanto respecta a cambio climático, como avance y extensión de las políticas ambientales que Misiones viene desarrollando con mayor vigor desde hace dos décadas.

Y ese vigor sustentado en aquel: “los hechos dan fe a las palabras”, permite una cultura hacedora que, hoy se puede inscribir en otra innovación del siglo XXI: la cultura maker.

Ciertamente todo esto supone políticas sostenidas y ampliadas en el tiempo. Por caso, las nuevas construcciones que tienen lugar en el ámbito de la salud pública para ampliar el acceso a la salud llevando los servicios a cada rincón de la Provincia y elevando al mismo tiempo el nivel de complejidad sanitaria de los efectores.

Cuestión que ahora resulta oportuna por la pandemia, pero que no responde a ésta. Estaba planificada con antelación y comenzó a generarse a comienzos del siglo cuando se multiplicaron los centros de atención primaria. La regla de oro es prevenir antes que curar. Pero si hay que curar que sea apelando a todos los adelantos.

Misiones encontró tiempo también para continuar las tratativas a nivel nacional que permitan hallar soluciones a las asimetrías. Que dado que fue vetado aquel polo de desarrollo propuesto por la Provincia para políticas aduaneras e impositivas diferenciales, se busquen caminos alternativos destinados a conservar este despegue provincial actual. Un resultado exitoso porque por la pandemia, por primera vez, las políticas públicas fueron contenidas y potenciadas por el cierre de las fronteras.

Descargar Semanario Seis Páginas
-