SEGUINOS

POLICIALES

La Mutual de la Policía de Misiones confecciona más de 500 barbijos por día

La Asociación Mutual “8 de Mayo” de la Policía de Misiones está confeccionando poco más de 500 barbijos por día, para abastecer a los efectivos de la fuerza que están afectados a los controles y demás operativos vinculados a la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

El responsable de la institución, comisario mayor retirado Jorge Ramón Barquinero, detalló cómo se organizó el personal a su cargo en este tiempo tan particular signado por el avance del COVID 19.

“Brindamos los servicios farmacia, óptica, carnicería, peluquería, librería y sastrería. En este último sector es donde habitualmente se confeccionan uniformes, pero ante la pandemia lo que estamos haciendo en forma exclusiva son barbijos y mamelucos, para protección del personal policial y de los equipos médicos de la fuerza”, precisó.

Comentó que “estábamos trabajando nos nuestro personal, sin embargo, ante el incremento de la demanda, la Jefatura designó la afectación de más gente a la confección de estas piezas”.

Explicó que “nos hemos organizado en turnos, para no estar aglomerados, pero para que la producción pueda rendir. Tenemos hasta un grupo que trabaja en su casa. Son personal nuestro que tienen equipos en sus residencias, entonces le proveemos de los insumos y elementos para poder hacer los barbijos. Les llevamos los insumos y retiramos las piezas que ya tienen terminadas”.

“Confeccionamos y entregamos todo a la Dirección General de Administración. Desde allí se hace la distribución”, detalló Barquinero.

El comisario mayor retirado remarcó que “la institución se debe al socio, no podemos vender afuera. Lo mismo en el caso dela farmacia, por ejemplo, es para abastecer al policía y a su familiar directo. Están asociados a la Mutual los oficiales, suboficiales y retirados de la fuerza”.

Agregó que “por la pandemia sólo están funcionando la farmacia, la óptica y la carnicería. No estamos atendiendo al público en peluquería, librería ni sastrería. Aclaro que la sastrería no está vendiendo como en tiempos normales, sino que está abocada, a puertas cerradas, sólo a la producción de barbijos”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-