Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

La necesidad de extender la mirada más allá del árbol para divisar el bosque

Editorial

Los cambios a nivel del gabinete nacional se produjeron. Ahora comienza a desandarse la propuesta de encaminar la economía, principalmente en el combate a la inflación y las presiones por una devaluación, enancadas en las corridas cambiarias. Con un contexto internacional de alta complejidad aunque por razones que exceden a la región ya que tienen que ver con tensiones entre las naciones más poderosas: Estados Unidos, Rusia, China.

En el trasfondo, los problemas reales: energía y alimentos. La energía que excede largamente la restricción del gas ruso a Europa occidental. Y se inscribe, paralelamente, al regreso del uso de otro hidrocarburo –Alemania recurre al carbón cuando el problema no es de proporciones porque están en verano-, mientras no crecen las energías alternativas y está poniendo en duda el cumplimiento del compromiso reciente: apagar las centrales nucleares.

Porque el problema de la energía está íntimamente ligado al cambio climático, a la contaminación, a la necesidad de recuperar el ambiente. Dejar de quemar petróleo, carbón, gas, de usar energía nuclear. Y también de quemar bosques, porque en este caso, la vinculación tiene que ver con la fertilidad de la tierra y el problema de la alimentación. La guerra en uno de los grandes proveedores de granos como Ucrania, tensionó todavía más la provisión de trigo, fundamentalmente a Occidente y puso más valor al trigo producido en otras regiones, incluidas desde Argentina a India.

En otras palabras cuestiones ajenas al país, también se filtran a la realidad nacional. Incluidos los vaivenes de las monedas, incluido en dólar, las acechanzas de las criptomonedas, y la inflación que se acerca a los dos dígitos en las naciones industrializadas.

Todo después de una pandemia que paralizó a la economía global.

Ahora Argentina tiene que hacer los deberes antes errores no forzados y los heredados de adentro y de afuera. Y algo parece cierto si logra surfear en la ola, deberá ponerse a pensar cuando llegue a la playa si ya no es tiempo de enhebrar consensos para establecer políticas públicas para el presente y el futuro. Políticas que al menos sienten las bases de un despegue sostenido en el tiempo y más allá de las coyunturas.

Definir su matriz productiva, energética, fiscal, con sostenimiento de las obligaciones esenciales del Estado: justicia, educación, salud, seguridad, infraestructura.

Si bien se mira, Misiones es un ejemplo. Y quedó registrado en las recientes declaraciones del gobernador Oscar Herrera Ahuad a un medio de Buenos Aires: Misiones es respetuosa de los gobiernos de Nación, pero tiene su expresión política provincial. Tiene convivencia política y cuentas ordenadas. Políticas públicas consensuadas en el Parlamento misionero. Es una construcción de casi 20 años. Y valió la pena.

Temas: