Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

La nueva estructura hospitalaria para el paciente quemado es el resultado de una gestión política con leyes de avanzada

Salud

Así lo destacó el responsable del Servicio de Cirugía Plástica y Reconstructiva del Parque de la Salud (que comprende los Hospitales de Pediatría y Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga”, Gustavo Abrile, quien destacó en declaraciones a C6Digital el avance normativo en la provincia para la atención del quemado. “No hay una ley de quemaduras en el país, la única la tiene Misiones”, afirmó.

Habilitaron el quirófano de la Unidad de Quemados del Hospital de Pediatría

En tanto, sostuvo que la denuncia obligatoria de pacientes con malformaciones la tiene Misiones que luego le cedió el texto a La Rioja que sacó su propia ley “pero a nivel nacional no hay nada”.

Además, Abrile mencionó que la ley de Reconstrucción Mamaria era el eslabón que le faltaba al programa Simplemente Mujer.

El especialista comentó que el crecimiento estructural que tuvo la salud pública en la provincia estuvo acompañado por toda una gestión política y de una formación de recursos humanos que hizo que se vaya cubriendo y abarcando todo el espectro tanto de la cirugía plástica como de otras áreas médicas.

También resaltó la creación de Universidades como la Ucami y la Barceló de Santo Tomé, junto con la Universidad del Nordeste “hizo que haya una efervescencia académica que va consolidando todos los recursos humanos que se van formando en la región y actualizando a quienes ya vinieron formados y están en la estructura hospitalaria”.

Abrile puntualizó que hoy la población en general de la provincia tiene la posibilidad de llegar al hospital público y sentirse segura. “Eso es fantástico”, expresó.

Indicó que la Unidad del Quemado que tiene el Hospital Escuela funciona dentro de lo que es la unidad crítica “pero tenemos la desventaja que cada vez que había que hacer un procedimiento a un paciente quemado teníamos que subir al quirófano central. En el Hospital Pediátrico nos dio tiempo
en la planificación de poder incorporarlo al quirófano dentro de lo que es la Unidad del Quemado, inclusive con la particularidad de que sin estar dentro de la Unidad del Quemado se puede acceder al quirófano por los circuitos que corresponden para patologías que no sean específicas de quemaduras”.

Según Abrile, esa es la ventaja que tiene el nuevo quirófano, “que nos va a ayudar a resolver muchísimas patologías que tienen que ver con las cirugías reparadoras, reconstructivas”.

Luego hizo referencia a la inversión que se necesita para montar toda una estructura como la inaugurada recientemente.

“La particularidad de este quirófano es que la salida post cirugía es directa a la sala de internación. O sea hay tres metros entre un área y otra y eso nos permite tener una unidad cerrada cuando tratemos los quemados o pacientes con secuelas de quemaduras”, observó el galeno.

Abrile comentó que estadísticamente casi el 80 por ciento de los pacientes internados en el Pediátrico son por quemaduras con líquidos calientes, agua o comida. “Y paradójicamente tenemos casi el 80 por ciento también o quizás más alto, son menores de seis años. Son niños que por su edad están bajo la tutela de un adulto. Entonces, teóricamente dentro del seno del hogar tendría que haber un poquito más de cuidado para evitar este tipo de lesiones”, enfatizó Abrile.

En tanto, señaló que no hay una región gravitante ya que los niños provienen de distintas zonas de la provincia.

Además, Abrile consideró que debería haber una prioridad para el recurso humano que se forme en la provincia, tanto sea que termina la Universidad como el misionero que opta por hacer una residencia en la provincia. “Si es nativo y eligió estar en la provincia va a elegir quedarse en la provincia. Uno se queda más tranquilo si la inversión que se hace en ese recurso humano se queda”, subrayó.