SEGUINOS

POSADAS

La pandemia también generó incertidumbres desde lo emocional, “con mucho replanteo personal”

La psicóloga Nadia Alí comentó en declaraciones al programa Cultura Familiar, que se emite por la señal de C6Digital, que hay dos caminos, uno es la realidad de las cuestiones familiares, de pareja, que se vieron tocadas por el tema de cumplir otras funciones, de un tiempo que no existía y había que generarlo para poder cumplir con todas las demandas de todos los sectores. El otro es qué hacer con eso. “La educación y demás también originó cierto desgaste, la incertidumbre de no saber hasta cuándo porque cuando uno visualiza un tiempo determinado se para de otra manera, en cambio, el desconcierte hace generar otras ansiedades”, observó.

Para la profesional, lo que más se vio en el tiempo de pandemia, en el marco de la cuarentena obligatoria, fue el desborde emocional. “En los diferentes niveles, depende de las situaciones de cada uno en particular y creo que eso va de la mano también, en esto que notamos cuando apareció esto tan repentinamente, donde esa capacidad de elección, de decisión, se vio un poco manoseada porque ya no se podía decidir demasiado lo que se podía hacer”, expresó.

Según Alí, esa imposición tan imprevista hace que una persona tenga determinadas sensaciones encontradas y generalmente difícil de manejar.

La psicóloga manifestó, además, que en este tiempo de cuarentena tuvo que atender muchas consultas. “Hay replanteos con el propósito de reencausarse. Por eso decía lo de los dos caminos, uno todo lo que costó y qué puedo hacer con eso”, apuntó.

En tal sentido, indicó que en el Instituto donde atiende trabaja con discapacidad. Se trata de un centro de rehabilitación en el que atiende un equipo multidisciplinario y lo que se busca es un abordaje integral del paciente.

“Lo que hemos buscado en este tiempo es justamente sostener al paciente, a las familias, en este momento tan complejo y buscar resultados”, afirmó.

Descargar Semanario Seis Páginas
-