SEGUINOS

Sociedad

La relación con uno mismo: cómo es y cómo debería ser

Si la soledad genera tal incomodidad que constantemente busca compañía o estar haciendo algo, es necesario revisar la relación con uno mismo.


La coach de vida Liliana Timmer habló sobre la importancia de la relación con uno mismo, cómo es y cómo debería ser, para elegir lo que quiero y no optar por necesidad.

“Muchas personas adultas son incapaces de estar consigo mismas. Viven conforme a lo que pase con el otro. La soledad le genera tal incomodidad que constantemente busca compañía o estar haciendo algo. Es ahí donde tenemos que frenar”, dijo.

Por eso, la coach recomendó que “prestes atención si ni siquiera tenes en cuenta si la compañía es de calidad o no, porque simplemente queres estar acompañado”. “Ojo con eso: debemos aprender que somos las personas con las que vamos a permanecer el resto de nuestras vidas. ¿Me elijo o busco otras personas para no estar solo?“, preguntó.

“Tenemos que aprender a estar bien con nosotros mismos, esa es la clave del bienestar”

Liliana Timmer, Coaching de vida Transformarte L.C.

“Estamos desconectados de nuestro propio ser y cuando los demás se van, el silencio es muy perturbador por nuestro diálogo interno. Esa voz interna, a la que llevamos años sin escuchar, pretende decirnos cosas que no queremos escuchar”, advirtió Timmer.

Por otra parte, remarcó que “todo en exceso es un poco tóxico, como se dice ahora, por lo que una “sobredosis de amor propio” pasaría a ser egoísmo. Hay que “ponernos en primer lugar, pero sin pisar al otro ni hacer mal a los demás; uno siempre tiene en cuenta al de al lado, pero sí nos tenemos que dar cierta prioridad”, consideró la coach.

“Nos tenemos que dedicar tiempo y palabras lindas, no tenemos que hablarnos despectivamente: si yo me lo digo, me lo creo. Alentémonos a hacer cosas. Tenemos que aprender a estar con nosotros mismos”, subrayó.

Cultivar la relación con uno mismo

Timmer analizó que “el buscar y establecer contacto social es sano y natural, no hay dudas. Necesitamos de la interacción con otros para mantenernos saludables física y emocionalmente. Pero si paso la mayor parte del tiempo conmigo mismo, ¿por qué no dejar de huir de mí mismo y comenzar a conocerme?“.

“Necesitamos cultivar la relación con uno mismo para no tener dependencia emocional de nadie. La energía de estar pendiente excesivamente de otra persona hay que concentrarla en uno mismo. Tenemos que conocernos y pasar tiempo con nosotros mismos, registrando lo que nos pasa y cuándo”, concluyó.

Descargar Semanario Seis Páginas
-