Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Misiones en Baires

La singularidad misionera del volver a las aulas

EDITORIAL

Misiones volvió a marcar diferencias en la apertura de un nuevo ciclo lectivo con avances que la hacen única en el país. Un año atrás fue la primera provincia en suspender las clases presenciales por imperio de la pandemia y profundizar en lo que ya había venido trabajando la modalidad virtual, con un despegue sin igual de la Plataforma Guacurarí que llegó a tener 10 millones de visitas.

La educación disruptiva, el aula invertida se fueron expandiendo. De tal modo que solo se había suspendido la presencialidad y hubo recuperos sobre el final del ciclo anterior para quienes habían tenido dificultades en conectividad. Una conectividad demandada en el mundo que demostró que todavía seguía en pañales –sigue con problemas-. Porque nadie había imaginado que de la noche a la mañana en todo el mundo, la vinculación interpersonal, laboral, de los afectos sería a través de internet.

En esa singularidad mundial, Misiones siguió actuando con sensatez y sentimientos. Eligió hacer andar salud y economía, por igual. Buscando salidas para la primera, enfrentada a una de las peores pandemias y ratificando posiciones en la segunda. Tenía las bases para hacerlo y las fue reforzando. Un sistema sanitario que se había expandido y complejizado con recursos humanos y tecnología; una política económica que reforzó las raíces echadas ya en los años anteriores cuando el consumo cayó a niveles impensados en todo el país y en Misiones las asimetrías golpeaban con fuerza a todos.

El cierre de fronteras por razones sanitarias devino entonces en un encontrar en las propias fuerzas de la economía provincial las herramientas para remontar la cuesta y empezar a mitigar los graves efectos negativos de la pandemia paralizante.

La ejemplaridad de Misiones se hizo más notoria, entonces, al evaluar a comienzos de este año la performance cumplida en el anterior, en términos globales. Y en especial en dos cuestiones que tenían que ver tanto con el presente como con el futuro.

Lo señalaba con precisión el presidente de la Cámara de Representantes Carlos Rovira cuando evaluaba la ejemplaridad de Misiones en salud y educación. Lo hacía en la apertura del ciclo lectivo de la Escuela de Robótica que, al mismo tiempo, inauguraba espacios físicos nuevos, modernos, para la reanudación de las clases.

Y esa apertura del ciclo lectivo había sido precedida el martes por la apertura del ciclo a nivel provincial, en una escuela que tenía raíces en la historia: la Escuela N° 17 de Gobernador Roca, con 104 años de trayectoria. En cuyo acto, la directora no podía ocultar su emoción, por el reencuentro con los alumnos y también por la nueva modalidad de la educación disruptiva, que se ha ido extendiendo a toda la provincia.

Rovira daba cuenta que en Misiones no había grietas. Que aquí se busca el consenso, que con los recursos propios se abrieron estos nuevos caminos de modernidad ya hace un par de décadas. Primero fue el Parque del Conocimiento, después la escuela de Robótica, más tarde la Escuela Secundaria de Innovación, finalmente el Silicon Misiones.

Identificó entonces el mejor remedio para superar la pandemia: el saber, el aprender, el conocimiento.  Con herramientas que están al alcance de todos de forma gratuita, porque este año los espacios maker estarán en toda la Provincia.

Rovira dijo que los últimos dos presidentes de la Nación, así como los principales dirigentes políticos del país, lo consultaron sobre esta realidad única. Que, además se hizo con los recursos propios. Porque la inequidad de la coparticipación federal persiste. Pero nunca fue obstáculo para que en este tiempo renovado Misiones atendiera a sus legítimos intereses, en pos del crecimiento y la mejora de la calidad de vida. 

Temas: