SEGUINOS

REGIONALES

La situación económica en Encarnación es “crítica” y la ayuda oficial tarda en llegar

La Capital de Itapúa, como otras ciudades del mundo, acusa el impacto de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Se perdieron muchas fuentes de trabajo. Los principales damnificados fueron quienes dependían del paso fronterizo con Posadas. Otros tuvieron que buscar alternativas o reinventarse para poder subsistir. Así lo describió el periodista encarnaceno Cristian Garay al programa Seis Páginas que se emite por la señal de C6Digital.

Relató que hasta el jueves seguía bloqueado el cruce de camiones de carga que van desde Paraguay a la Argentina y viceversa por parte de un nuevo grupo de trabajadores nucleados en Trabajadores Unidos en la Frontera. Semana atrás mantuvieron reuniones con autoridades gubernamentales en donde hubo una promesa de alimentos y subsidios. Lo primero llegó pero lo segundo no.

Solicitaron entre 300 a 400 dólares mensuales en algunos casos y en otros, un promedio de 80 dólares de ayuda durante seis meses. Son los dos planteamientos que realizaron los sectores afectados.

“El gobierno nacional se ha quedado sin recursos prácticamente y va a ser muy difícil que atiendan este reclamo”, estimó Garay.

El periodista sostuvo que los dólares que pueda tener el Estado paraguayo pero no estarían llegando para atender las demandas. Dijo que otro punto que anunció el Gobierno de Mario Abdo Benítez es la construcción de viviendas sociales. “Pero estas obras no se van a ejecutar en lo que va de este año. Sería en el primer trimestre de 2021 y eso también generó la reacción de la ciudadanái”, observó.}

Además, Garay sostuvo que Encarnación apuesta más al turismo interno ya que las fronteras no se van a abrir hasta diciembre. “Otros estiman que sería marzo del año próximo”, agregó.

Destacó tambien en este tema, que ya se están poniendo a la venta paquetes turísticos para quienes deseen visitar la capital de Itapúa. Las playas todavía no están habilitadas. El protocolo ya está aprobado pero el Ministerio de Salud de Paraguay no dio la autorización para que se abran oficialmente al público.

Garay manifestó que los sectores afectados como los prestadores turísticos lanzaron ofertas como hospedaje reducido hasta un 50 por ciento; servicio de transporte de pasajeros de larga distancia, hasta el 30 por ciento de descuento, en algunos casos de acuerdo a la distancia ofrecen un 2×1.

“El objetivo es convertir a Encarnación como la principal capital del turismo en Paraguay”, comentó el trabajador de Prensa.

Señaló que desde el inicio de la pandemia, Encarnación registra 2 mil casos. Activos en el Departamento de Itapúa, 306. En tanto que son 35 las víctimas fatales del Covid-19. El último caso es un hombre de 44 años que toda su vida prácticamente residió en la ciudad encarnacena.

“El temor que existe de avanzar en fases es que en Itapúa no se invirtió en el sistema sanitario. Hoy tenemos nueve camas de terapia intensiva para casos de Covid-19, para polivalentes, siete. Todo eso en el sector público. Sumando al privado llegamos a 24 en total para una población de 600 mil habitantes. Esas camas hoy están totalmente ocupadas”, refirió.

En este sentido, dijo que si un paciente requiere de terapia intensiva debe ser derivado a Asunción o a Ciudad del Este. “Aquí en Encarnación el servicio está prácticamente colapsado. Recién el lunes las autoridades anuncia nueve camas más de terapia que se van a instalar en 15 o 20 días. El principal problema que aducen es la falta de recursos humanos”, consignó Garay.

En tanto, consideró que la ciudadanía encarnacena “se relajó” en el cumplimiento de las medidas de prevención. “Ahí fue cuando se dispararon los casos, además de otros eventos. Lo que ustedes vieron en la Isla del Medio acá eran normales, a pesar de las restricciones”, aseveró.

Itapúa cuenta con unos 600-650 mil habitantes mientras que Encarnación, 120 mil.

Descargar Semanario Seis Páginas
-