SEGUINOS

NACIONALES

La UOM aceptó una rebaja salarial de 30% para evitar despidos en medio de la crisis por el coronavirus

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) aceptó una rebaja salarial de 30% para evitar despidos en medio de la compleja situación económica que atraviesa el país como consecuencia de las medidas adoptadas por el gobierno nacional para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

El secretario general del gremio, Antonio Caló, confirmó que en las próximas horas se firmará el convenio que contempla el pago del 70% del sueldo a los trabajadores que no prestan tareas desde que se inició la cuarentena obligatoria dispuesta por el presidente Alberto Fernández y -probablemente- van a tener dificultades una vez que se termine el confinamiento por el parate generalizado que hay en el sector.

“La situación está difícil, como en todos los gremios, y muchas empresas no van a tener trabajo cuando se termine la cuarentena. Por eso estamos aceptando que les paguen 70% a los trabajadores hasta que los vuelvan a convocar”, anticipó Caló en declaraciones a El Destape radio.

Aquellos empleados que sí vayan a trabajar cobrarán el 100% de su sueldo, explicó el líder sindical. Exigen que las compañías aseguren el cumplimiento estricto de protocolos y condiciones de higiene para evitar contagios y garantizar la salud de los trabajadores.

El gremialista se encuentra aislado preventivamente porque uno de sus principales colaboradores, Abel Furlán, contrajo COVID-19. Junto al resto de la cúpula de la UOM fue sometido a un hisopado cuyo resultado se conocerá entre el viernes y el sábado.

El 20 de marzo la Argentina dispuso una cuarentena total, que fue prorrogada en dos oportunidades. Además, cerró las fronteras y suspendió las clases. El Poder Ejecutivo busca atrasar el pico del brote de cornavirus. Mientras tanto, gana tiempo para preparar el sistema sanitario y evitar un eventual colapso. Esas medidas tienen un impacto muy negativo en la economía. De hecho, se prevé que el 2020 cerrará con una contracción récord de la actividad.

Para paliar esta situación, el Poder Ejecutivo dispuso el pago de un subsidio especial a monotributistas. Además, impulsó planes para asistir a las compañías a través de líneas blandas de créditos y los repro (un programa especial para pagar parte de los sueldos). A la par, realiza asistencia alimentaria en los barrios más humildes del Conurbano bonaerense.

Pese a ello, la situación de muchos empresarios y trabajadores es desesperante y existe mucha incertidumbre sobre lo que sucederá una vez que se termine el confinamiento. Por eso, varios sindicatos están analizando aceptar condiciones similares a las que acaban de firmar los metalúrgicos.

Fuente: Infobae.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-