Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Las adversidades dramáticas que propicia el cambio climático y desnudan realidades

Editorial

El viernes a la noche se conocían las imágenes de familias huyendo con sus niños de un campo que se incendiaba, porque el fuego ya estaba cerca de las casas. Fue una de las tristísimas imágenes conocidas del desastre en la vecina provincia de Corrientes. Según estimaciones del Inta de Corrientes, para el miércoles 16 ya se habían quemado más de 785 mil hectáreas. Ver las imágenes satelitales era ver una Provincia lastimada, arrasada, con animales huyendo, con animales muertos entre las cenizas que quedaban tras el paso del fuego. Nunca visto.

Y conmovió a todos, no solo a la Nación, sino a las Provincias, desde Misiones, que también afrontaba incendios pero no de esa magnitud, hasta Buenos Aires, Córdoba, Jujuy, y tantas otras. Ahora son decenas de aviones y camiones hidrantes que ya están allí o viajando hacia Corrientes. Brigadas de personal especializado, bomberos, efectivos del Ejército y de las fuerzas de seguridad.

Personas que hacían cadenas de ayuda para socorrer, o de oraciones para sumar plegarias. Corrientes era –es- zona de desastre. Y ojalá los que lo intentan no logren su cometido de insertar esta tragedia en la grieta. Porque acá en la ayuda no hubo distingos. Ingresar en la grieta sería lo peor que podría pasar. Algo así como llovido sobre mojado. Porque acá se necesita de todos para apagar las llamas.

Y cuando finalmente eso suceda, cuando ya no haya fuego para apagar o rescoldos, será el tiempo de reconstruir. Y entonces, como ahora, se requerirá de lucidez, reflexión, esfuerzo. Análisis despojado de cuánto ha ocurrido, de cuáles son las causas probables, de cómo se pueden evitar a futuro.

Hay una crisis climática que es inapelable, ha llegado al mundo, no sólo a Corrientes. Pero interpela. Acerca de si cuidamos o no lo que nos fue dado: la tierra, el agua, el aire. Las explotaciones agrarias y pecuarias, forestales, tienen o no que ver con este ambiente. Más aún, con el nuevo ambiente que ya es tropical. ¿Con estación seca?.

Y acaso entonces aproveche a la hermana provincia la experiencia desarrollada por Misiones. Su cuidado ambiental, la preservación de sus recursos naturales, pero también la intervención del Estado cuando resulta necesario hacerlo para resguardar el bien común. Y una política tributaria que hace honor a los tributos: son recursos que se generan en Misiones y vuelven a Misiones en servicios para su población. Acá los impuestos se pueden ver en obras para todos.

Y a pesar de la indebida, injusta coparticipación federal, Misiones empezó a combatir los propios incendios con dos helicópteros estatales, es decir comprados con recursos de los impuestos y el viernes sumó una tercera aeronave de este tipo, adaptada para combatir el fuego, entre otras acciones.

https://www.noticiasdel6.com/misiones-se-fortalece-para-el-combate-de-incendios-con-la-compra-de-otro-helicoptero/

Misiones tuvo incendios el año pasado, y adoptó medidas que le sirvieron este año en que hubo que hacer frente a una sequía mucho más grave, histórica, como histórica ha sido la bajante de los caudales de la represa Yacyretá, por caso.

También en la semana que acaba de concluir Misiones ha logrado recuperar, aunque todavía parcialmente, la potestad sobre los recursos naturales que le reconoce la Reforma Constitucional del ’94 a las Provincias. Pero está el Estado custodiando, porque una reserva natural es de todos, aunque tenga dueño. También Misiones tiene reservas naturales de propiedad privada cuyos propietarios acuerdan custodia para preservarlas.

https://www.noticiasdel6.com/el-gobierno-de-misiones-y-la-nacion-anunciaron-la-creacion-del-parque-federal-campo-san-juan/

De igual modo en Misiones se han adoptado políticas públicas de corte ambiental con centros de investigación como, por ejemplo, el Instituto del Suelo, Se viene planteando una producción sustentable que deberá alcanzar a las producciones tradicionales, por caso, la yerba mate.

Y tal vez ésta sea la característica distintiva de este nuevo siglo no dar nada por sentado. Volver a pensar. Replantear lo que debe hacerse en el presente para asegurar el futuro.

Temas: