SEGUINOS

PROVINCIALES

Las doctoras Martínez y Scialabba, una huella en la salud pediátrica misionera

Con motivo de recordarse el Día del Médico, el ministro de Salud Pública, Dr. Oscar Alarcón  y su Gabinete, hicieron llegar su reconocimiento a los médicos que forman parte de la red sanitaria provincial. Asimismo, hicieron extensivas las felicitaciones a todos los médicos que prestan servicio en instituciones privadas con las cuales el Ministerio mantiene “fluida comunicación y vínculos de intercambio docente”.

El Día del Médico, en América, fue decretado en el Congreso Médico reunido en Dallas (Texas) en 1933, en homenaje al nacimiento del doctor Juan Carlos Finlay, médico investigador nacido en Puerto Príncipe (Cuba) el 3 de diciembre de 1833.

Una de las historias de esta profesión

Ángela Natalia Martínez tiene 37 años y es médica pediatra, profesión a la que dedica más tiempo de lo debido y que debe equilibrar con su familia. Para sus colegas es una profesional que nunca deja el trabajo a medias y no duda en ayudar a los demás sin importar la hora.

Martínez gracias a su labor y su trayectoria estuvo nominada al Misionero del Año 2019. Se recibió en la Universidad Nacional del Nordeste (Unne), se especializó en Pediatría y parte de su formación fue en el Samic de Eldorado, en el servicio infantil.

Además, es médica comunitaria, trabaja en Hospital de Área de Montecarlo visitando las colonias de Ita Curuzú y Horqueta, salitas de Guatambú y San Lorenzo.


Al principio asistía a siete comunidades aborígenes, entre ellas Yacaporá, Doradito, Pasarela, Guabiramí y Kokue Poty. En la actualidad, únicamente se desempeña en la aldea mbya Perutí, una de las más populosas con gran número de niños.  “a las aldeas se llega en móvil o camioneta depende del camino pero una vez adentro de la comunidad se hace la atención en el Caps y después salimos recorrer las casas caminando a veces hay pacientes discapacitados o con alguna complicación  por la cual no se puede acercar el Caps” explicó Martínez

La joven madre profesional recordó el arduo camino que tuvo que recorrer para llegar a concretar su sueño: “Fui a estudiar en el año en que cambiamos cinco veces de presidente y estaba difícil la cosa, por lo que fui sola a inscribirme a Corrientes. Fui a vivir al albergue de la provincia, gracias a Dios conseguí lugar porque no tenía para pagar alquiler en ese momento”

Además, relató “me costó adaptarme y mientras estudiaba trabajé de niñera y atendía los fines de semana en la santería de la catedral de Corrientes capital. De esa manera ayudaba con los gastos”.

Además, precisó que su madre le marcó el camino hacia la medicina, “ella es enfermera en la sala de Wanda, crecí viendo su dedicación y la  tenacidad de  mi padre que era empleado del correo de  Wanda”. La pediatría es uno de los servicios más requeridos en los Caps y hospitales del Norte provincial. Por su dedicación a sanar y empatía, es siempre bien recibida adonde va.

Acerca de su labor con las familias aborígenes indicó: “Trabajo bien, ellos me aceptaron enseguida. El trato es con mucho respeto y nos queremos”.

“ Hoy por hoy me puedo seguir  actualizando y estudiando para sumar conocimientos gracias al  apoyo de  mi hija Valentina y mi marido Jorge  que  son mis motores y son los que me  facilitan la vida y entienden como  es mi profesión  y el tiempo que demanda”. 

Homenaje a la Dra. Alicia Scialabba que fundó el Servicio de Neonatología del Hospital Samic de Alem 

En un homenaje a típico se llevó a cabo en el Hospital Samic de  Leandro N. Alem  donde la pediatra Alicia Scialabba recibió una distinción en el  día del Medico por haber cumplido 51 años ejerciendo la profesión que ella misma define como su pasión. 

El año pasado fue reconocida  por Universidad  de  Buenos Aires (UBA) por su trayectoria profesional. 

Scialabba es una de las impulsoras para que el hospital Samic contara con un servicio de neonatología, que hoy ofrece atención a pacientes de la zona sur de la provincia.

Scialabba se recibió de médica en 1969 en la UBA y pronto inició su residencia en los hospitales de Niños y Ferroviario. Una de las experiencias que la marcó profesionalmente fue “en el Hospital Ricardo Gutiérrez donde pasé tres años inolvidables y de allí comencé luego con mi consultorio privado sin dejar el hospital, porque allí me enamoré de la neonatología, pasión de la que no me puedo desprender”, expresó.

Descargar Semanario Seis Páginas
-