SEGUINOS

PROVINCIALES

Las vacunas que se deben recibir a lo largo de la vida

No es siempre fácil mantenerse al tanto de las vacunas, y menos cuando hay niños de diferentes edades en el hogar o personas de la tercera edad.

Además, las necesidades de vacunarse podrían cambiar rápidamente con el brote de alguna enfermedad como por ejemplo el coronavirus. Todas las vacunas del Calendario Nacional son obligatorias, gratuitas y se aplican en los vacunatorios, centros de salud y hospitales públicos de la provincia.

El calendario incluye vacunas para todas las etapas de la vida, situaciones especiales o para grupos específicos. Es responsabilidad y obligación de  la comunidad controlar y completar el calendario de vacunación, para evitar enfermedades y contagiar a la familia y otras personas.

¿Por qué es importante estar vacunados?

Porque es una de las principales medidas para evitar un conjunto de enfermedades prevenibles por vacunas que pueden ser graves para nuestra salud .

Vacunas para cada etapa de la vida

Vacunas durante el embarazo: La vacunación durante el embarazo brinda protección a la madre y al bebé mediante el pasaje de anticuerpos a través de la placenta.

  • Triple bacteriana acelular: una dosis en cada embarazo, después de la semana de 20 de gestación.
  • Antigripal: una dosis, en cualquier trimestre de la gestación. En caso de no haberla recibido en el embarazo aplicar una dosis, hasta 10 días posteriores al parto.
  • Recién nacidos: Niños y niñas, en particular los lactantes, son más susceptibles a contraer enfermedades.
  • Hepatitis B: Una dosis neonatal: recién nacidos dentro de las primeras 12 horas de vida.
  • Tuberculosis (BCG): Única dosis: recién nacidos, antes de egresar de la maternidad.

Vacunas hasta el año de vida: La mayoría de las vacunas se aplican durante el primer año de vida. Es fundamental iniciar los esquemas de vacunación en este momento de la vida. A los 2 meses

  • Neumococo conjugada: primera dosis.
  •             Poliomielitis: primera dosis (IPV o Salk)
  •             Quíntuple pentavalente: primera dosis.
  •             Rotavirus: primera dosis.

A los 3 meses

  • Meningococo: primera dosis.

A los 4 meses

  • Neumococo conjugada: segunda dosis.
  • Poliomielitis: segunda dosis (IPV o Salk)
  • Quíntuple Pentavalente: segunda dosis.
  • Rotavirus: segunda dosis.

A los 5 meses

  • Meningococo: segunda dosis.

A los 6 meses

  • Poliomielitis: tercera dosis (IPV o Salk)
  • Quíntuple Pentavalente: tercera dosis.

Entre los 6 y los 24 meses

  • Gripe: dos dosis, con un intervalo mínimo de 4 semanas entre la primera y la segunda. Los menores de 24 meses que hubieran recibido dos dosis de vacuna antigripal anteriormente, deberán recibir una dosis.

A los 12 meses

  • Neumococo conjugada: refuerzo de dosis
  •             Hepatitis A: única dosis
  •             Triple viral: primera dosis.

A los 15 meses

  • Meningococo: refuerzo.
  • Varicela: única dosis.

Entre los 15 y los 18 meses

  • Cuádruple o quíntuple pentavalente: refuerzo de dosis.

A los 18 meses

  • Fiebre amarilla: primera dosis, solo para niños y niñas que viven en zonas de riesgo.

Vacunas de los 5 o 6 años

  • Poliomielitis: refuerzo de IPV.
  • Triple viral SRP: segunda dosis.
  • Triple bacteriana celular: 2do refuerzo.
  • Vacunas a los 11 años: En esta etapa debe reforzarse la protección de las vacunas de la infancia y comenzar a prevenir enfermedades propias de la edad.
  • VPH (Virus del Papiloma Humano): primera y segunda dosis separadas por un intervalo de 6 meses.
  • Meningococo: una única dosis.
  • Hepatitis B: iniciar o completar esquemas (3 dosis)
  • Triple bacteriana acelular: una única dosis.
  • Fiebre amarilla: refuerzo: 11 años para chicas y chicos que residen en zonas de riesgo.
  • Vacunas para jóvenes y adultos: La vacunación en esta etapa de la vida es crucial para recibir refuerzos de vacunas ya aplicadas, brindar protección contra otras enfermedades así como completar esquemas.
  • Doble bacteriana: una dosis cada 10 años.
  • Doble o triple viral: toda persona a partir de los 5 años debe acreditar 2 dosis de vacuna con componente antisarampionoso. Las personas nacidas antes del año 1965 se consideran inmunes.
  • Hepatitis B: desde 2012 es obligatoria para todas las personas de cualquier edad. Las personas no vacunadas deberán iniciar el esquema de vacunación de tres dosis. En el caso de haber recibido alguna dosis previa, completar con las dosis que falten.
  • Antigripal: una dosis anual para los jóvenes y adultos con enfermedades crónicas. Se requiere orden médica.
  • Fiebre Hemorrágica Argentina: exclusiva zonas de riesgo.
  • Vacunas para adultos mayores: Los adultos mayores de 65 años deben continuar con los refuerzos de vacunas ya aplicadas, completar esquemas y proteger contra gripe y neumococo, principales causas de complicaciones en esta etapa de la vida.
  • Gripe: una dosis anual.

Vacunación secuencial contra neumococo conjugada: esquema secuencial de dos vacunas (vacuna conjugada 13 valente y polisacárida 23 valente).

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-