SEGUINOS

JUSTICIA

Liberaron a los cuatro sospechosos que permanecían detenidos por el asesinato del sindicalista Achingo

La Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Menores dispuso la excarcelación de los cuatro sospechosos que permanecían entre rejas por el asesinato del gremialista mercantil Pablo Sabino Achingo (57), ocurrido el 7 de junio de 2017 en Posadas.

La Sala II, integrada por los camaristas José López y José Mass, consideró que se habían agotado los plazos razonables de la prisión preventiva de Romualdo Elio Ortega, Eber Yonatan Ortega, Florencia Camila Lagardo y Pedro Esteban Ramírez. Todos siguen ligados a la causa, pero en sus respectivos domicilios.

Los magistrados aclararon que se trata de una causa compleja, que ya suma 11 cuerpos, y que tuvo una “excesiva vía recursiva”, es decir una maraña de interminables apelaciones y el intento reiterado de parte de los acusados de apartar al juez natural de la causa (Marcelo Cardozo, del Instrucción Uno).

De la misma manera, se puntualiza que la Fiscalía interviniente, luego de que se le corriera vista dos veces, aún no pidió la elevación del expediente a juicio oral, porque pidió una serie de medidas que todavía se están llevando a cabo.

La Cámara recordó la posición de la Corte Suprema respecto de lograr una administración de justicia rápida dentro de lo razonable, evitando que los procesos se prolonguen indefinidamente. Y recordó fallos en los que resolvió con sintonía con la posición de la máxima instancia de Justicia de la Nación con respecto al tiempo en el que un sospechoso tiene que estar entre rejas de manera preventiva.

En lo relacionado al caso Achingo, López y Mass coincidieron en que “la instrucción se encuentra demorada como así el plazo razonable de detención perimidos y, si bien esos términos /plazos tienen carácter ordenatorios, no se deben descartar la obligatoriedad de su cumplimiento”.

El cuerpo semiquemado del sindicalista apareció en el cruce de las calles 82 y 127 de la chacra 130, a pocas cuadras de la iglesia Santa Rita. En tanto que en el Acceso Oeste hallaron su auto, un Renault Fluence, envuelto en llamas.

Se cree que una banda de ladrones drogados, totalmente descontrolados de violencia, acabó masacrando al secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio de Posadas por resistirse a ser asaltado.

Dos automóviles fueron incautados en el marco de la causa, que en total tiene 7 sospechosos. En uno de los autos incautados en la investigación (un Citroen C4) encontraron ADN de la víctima. También perros entrenados de la Policía provincial olfatearon la presencia de Achingo en ese coche.

Descargar Semanario Seis Páginas
-