SEGUINOS

POSADAS

Los peligros de la solidaridad, según el padre Barros

Al tiempo que destacaba el reciente evento de Periodistas Solidaros Codo a Codo, el padre Alberto Barros, titular de Cáritas Diocesana, hacía notar que el evento movía también a reflexionar acerca de los peligros de la solidaridad: ser sólo ocasional, a la distancia, dar lo que sobra.

Porque “más más allá de las cosas que se puedan juntar -cuanto más sea mejor, obviamente- lo lindo que ustedes están haciendo ahora es generar conciencia que para mí es el valor más importante. Que todo esto nos haga pensar cómo estoy viviendo yo todo el año. Porque puedo  ser solidario ocasionalmente y después durante el año me olvido. Hubo una campaña reaccioné y me olvide. Ustedes están ayudando a que no nos olvidemos con esta campaña nos ayudan a decir la solidaridad es hoy mañana y pasado”.

Y puntualizó que “otra tentación es ser solidario a la distancia. Yo donó esto pero no entro en contacto nunca con el que sufre. Es una solidaridad desde lejos. No me pidan después que me acerqué a una persona enferma o a una persona en situación de pobreza, a la que, por ahí me la cruzó por la calle y la miro con desprecio.

“Entonces ustedes están ayudando con esto a que no es solamente lo que doy sino como me relaciono con el mundo de los que sufren. Hasta dónde me importan, hasta donde hago propio su dolor. Hasta dónde soy compasivo, es decir capaz de padecer con.

“Y por último creo que está también el peligro de la solidaridad un poco cómoda. Doy de lo que sobra y ahí donde Jesús también enseña mucho que en realidad no importa la cantidad sino hasta dónde me comprometo”, concluyó el sacerdote.

 

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-