SEGUINOS

EDITORIAL

Los vientos de la pandemia pusieron realidades al descubierto

Los acontecimientos extraordinarios suelen oficiar cual vientos que soplan sobre velos que se posaban inadvertidamente en el trajín diario y que sin pedir permiso se desvelan poniendo al descubierto la realidad, con todos sus más y sus menos. Pero también poniendo de manifiesto las intenciones primeras que la motorizaron.

Es lo que parece estar sucediendo con esta pandemia; un acontecimiento de magnitud mundial que al presentarse mostró a todos y a cada quien, sin maquillaje. Y disparó, principalmente, sobre dos cuestiones esenciales para la vida de las personas y las sociedades: la salud y la economía. Cuestiones en las cuales se había dejado de gestionar en los cuatro años anteriores y aunque podían anotarse aciertos en la década que lo precedió no alcanzaron a superar desaciertos de las graves crisis padecidas.

Así las cosas, empujar el barco en la dirección adecuada supone un enorme esfuerzo con altos costos en ambas cuestiones esenciales: salud y economía. Y ahora todo está al descubierto. Cada vez resulta más difícil pretender desviar el rumbo en contra de los altos intereses del país. Las campañas muestran toda su mezquindad y el alto costo que pagan quienes las tienen por orientadoras. La anti cuarentena y la subsiguiente relativa a las camas de terapia intensiva disponibles comportaron un contexto, cuando menos evitable, a la enorme y peligrosa contagiosidad del Covid 19.

Restricción en la circulación, apoyo monetario y más cuidados: las nuevas medidas en el Área Metropolitana

El día que se decide el retroceso en el área metropolitana de Buenos Aires, Misiones inauguraba su séptimo hospital de alta complejidad en el Oriente provincial, que fue dejando de lado su histórico abandono desde el comienzo de la nueva década, cuando un proyecto político de raigambre misionerista convocaba a la confluencia de las voluntades, más allá de pertenencias partidarias. Pero, también, sin abandono de las ideologías que cada uno, cada una, hubieran podido elegir como cosmovisión de vida.

El Hospital de San Vicente será lo que el Madariaga para el Nordeste misionero, dijo Herrera

Y a diferencia de lo visto en los 100 días de aislamiento social, preventivo y obligatorio (Aspo) la inauguración del moderno hospital de San Vicente no tenía que ver con la pandemia. Era sencillamente la continuidad de una política de estado adoptada a comienzos de la década y sostenida sin pausa a lo largo de los años. Con recursos provinciales, aún con una coparticipación federal injusta y retaceos nacionales.

Los Hospitales Nivel III de Posadas –incluidos Escuela de Agudos, Materno Neo Natal y de Pediatría-, de Oberá, Eldorado, Puerto Iguazú y ahora San Vicente, dan atención especializada a todas las zonas de la Provincia. No obstante, no fueron las únicas creaciones, los Centros de Atención Primaria de la Salud, los Hospitales Nivel I, Laboratorio de Alta Complejidad, Banco de Sangre, Instituto del Cáncer, jalonan la red sanitaria creada y sostenida por un sistema de ambulancias que cubre todo el territorio. Sólo por citar aspectos salientes.

Junto a la salud, se activó la economía y no únicamente en las actividades tradicionales: yerba, té, madera. El turismo pasó a primer plano, la chacra productora de alimentos se reactivó y expandió, se sumó la ganadería incluido el ganado pequeño. El comercio, a pesar de la competencia desleal de la frontera. El agro se sostuvo en la pandemia, pero el turismo y el comercio sintieron el impactoque  por momentos parecía devastador.

Más de 200 habilitaciones comerciales fueron entregadas en este último cuatrimestre

La decisión de parar las clases y hacerlas a distancia, de imponer una cuarentena rigurosa posibilitó que a 100 días, sea Misiones una de las Provincias con mayor flexibilización y menor contagio. Y con el espíritu batallador de quienes la habitan por nacimiento o por adopción, intacto. La Municipalidad de Posadas, ya registraba dos centenares de pedidos de habilitación comercial. La producción y la economía mantienen su actividad, las ferias y los mercados. La realidad está desvelada.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-