SEGUINOS

POLITICA

Macri se reúne con jefe de la ONU y abre encuentro de cancilleres

 El presidente Mauricio Macri expondrá en la apertura de la II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur ante Jefes de Estado, cancilleres y representantes de 193 países, en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) de la Ciudad de Buenos Aires.

La conferencia multilateral es la cumbre de cooperación “más importante del mundo emergente”, que debatirá y analizará el “intercambio de experiencias y conocimientos” con el objetivo de “fortalecer las capacidades de los Estados”, informó Presidencia.

Previamente, en el mismo predio, el mandatario argentino mantendrá una audiencia con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y realizará una recorrida junto a los demás jefes de Estado por los distintos pabellones que albergará la conferencia, entre ellos los de Argentina, Naciones Unidas, China, Paraguay, Uruguay y Chile.

A las 10.40, Macri continuará su agenda en el CEC con una reunión con el Rey de Suazilandia, Mswati IIla, y a las 11 mantendrá un encuentro con la presidenta de Estonia, Kersti Kaljulaid. A las 12.15 está prevista una reunión con la diplomática ecuatoriana María Fernanda Espinosa, presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Una vez concluidas estas actividades el Jefe del Estado partirá rumbo a la residencia de Olivos, donde a partir de las 12.30 mantendrá un almuerzo con los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y de Chile, Sebastián Piñera, siempre en el marco de conferencia de la ONU.

Más tarde, a las 14.30, se realizará la firma del Acuerdo entre Argentina y Paraguay, mientras que a las 16:30 habrá un encuentro con el viceprimer ministro del Consejo de Estado de China, HU Chunhua, siempre en la residencia de Olivos.

La reunión se realiza 40 años después de la aprobación del Plan de Acción de Buenos Aires (PABA), durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo de 1978, que dio comienzo a lo que hoy se conoce como Cooperación Sur-Sur.

Este esfuerzo asociativo fue pionero en un escenario internacional marcado por la guerra fría, en el cual los países en desarrollo buscaban un mayor protagonismo y vías alternativas al orden económico y político vigente, en una acción destinada a promover sus propios desarrollos y a reforzar su poder diplomático y de negociación a través del diálogo político.

Firmado por 138 países, el PABA constituyó un canal de colaboración entre los países menos desarrollados, estableció por primera vez un marco de referencia para este tipo de cooperación e incorporó en su práctica los principios básicos de las relaciones entre Estados: el respeto por la soberanía, la no injerencia en asuntos internos y la igualdad de derechos, entre otros.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas