SEGUINOS

Salud

Preocupa marcada disminución de la asistencia al consultorio médico de pacientes con enfermedades crónicas

El presidente de la Confederación Médica de la República Argentina, Jorge Coronel,- especialista en Economía de Sistema de Salud- junto con el titular del Círculo Médico Zona Sur, Ubaldo Astrada, participaron vía Zoom en el programa Seis Páginas TV que se emite por la señal de C6Digital para comentar sobre la situación que vive el país debido a la pandemia generada por el Covid-19 y particularmente sobre la realidad del sector.

Astrada sostuvo que en Misiones, respondiendo al protocolo de seguridad, a mediados de marzo se cerraron los consultorios e institutos de diagnósticos. Luego, a casi 60 días de la cuarentena se permitió que las personas comenzaran a concurrir a los consultorios particulares con determinados aspectos respecto a su cuidado.

En este sentido, el profesional tuvo que adecuar su consultorio con una serie de medidas que disminuyan las posibilidades de contagio, apuntó.

En tanto, los turnos eran cada media hora y en las salas de espera no debía haber gente. Y habitualmente a los pacientes se les tomaba la temperatura. El médico estaba con sus elementos de protección personal, como gorros, barbijos, una máscara protectora, botas y guantes descartables, un camisolín que repele a los líquidos.

“Se tomaron todo ese tipo de medidas para atender a los pacientes”, explicó. Agregó que las enfermedades habituales siguieron existiendo, los pacientes siguen estando enfermos.

“Lo que pasa es que por temor al contagio y una serie de circunstancias más como puede ser el transporte o que la policía los pueda detener de ida o regreso del consultorio se ha visto que ha desaparecido un porcentaje muy importante de esos pacientes que necesitaban el control de sus patologías crónicas. Incluso de embarazadas cuyo control los sigue su obstetra”, observó Astrada.

Además, refirió que por no concurrir al médico hubo gente que vio agudizada su enfermedad y hasta pudo haber fallecido debido a eso.

Por su parte, Coronel indicó que cuando se inició el confinamiento a mediados de marzo la realidad fue que disminuyó prácticamente el cien por ciento de la circulación de la población del país.

“Este confinamiento se prolongó demasiado en abril y fue ocasionando un deterioro en las consultas sobre todo de las enfermedades crónicas no transmisibles. De allí es que aumentaron algunos casos sin duda de mortalidad por patología que podía haber sido evitada”, subrayó.

En coincidencia con su colega Astrada, el especialista señaló que llegar tarde a la consulta significó que aumentaron otras patologías y otras causa de mortalidad por ese fenómeno.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-