SEGUINOS

Justicia

María Ovando, otra vez en el banquillo, esta vez por un presunto caso de abuso sexual

Desde este lunes, el Tribunal Penal de Eldorado juzga a María Ramona Ovando (46), su pareja Marcos Iván Laurindo (23) y un amigo de ambos, Sebastián Ferreira (23), acusados de delitos sexuales en perjuicio de una hija y una nieta de la mujer.

Piden que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA intervenga en el caso de María Ovando

Fuentes judiciales adelantaron que en la primera audiencia se reproducirá para las partes la declaración de las víctimas en Cámara Gesell. Por tratarse de un delito de instancia privada, será un proceso a puertas cerradas. Recién se hará público en la etapa de los alegatos.

El debate está previsto para los días 21, 22, 23 y 24 de septiembre. Distintas organizaciones de defensa de derechos de la mujer estarán presentes para apoyar a la imputada.

Es el segundo proceso que enfrentará Ovando que en noviembre de 2012 fue juzgada y absuelta por la muerte de su hija de 3 años, sucedido en Colonia Delicia. La nena, que presentaba un severo cuadro de desnutrición, y sus 11 hermanos vivían en condición de extrema pobreza.

En esta ocasión la acusan de abuso sexual con acceso carnal doblemente calificado y abuso sexual gravemente ultrajante para la víctima doblemente calificado. Pero no se encuentra detenida, espera el inicio del debate en su casa, ya que no la consideran autora material, sino que de haber consentido los ultrajes. En la acusación de la Fiscalía se sostiene que ella “tenía la obligación -no solo moral, sino también legal- de actuar en defensa de la integridad sexual de su hija y nieta, a quienes debía contener y resguardar” y supuestamente no lo hizo.

Diferente es la situación de Laurindo y Ferreira, que están presos. En el juicio serán asistidos por el defensor oficial Rodrigo Torres Muruat.

Cuando sucedió el hecho, la mayor de las nenas tenía entre 6 y 9 años y la menor entre 5 y 6. En sus respectivos relatos habrían apuntado a los jóvenes detenidos como los responsables. La hija de Ovando habría detallado que fue víctima de violaciones de manera sistemática y la nieta que la manosearon en distintas ocasiones. Todo habría sucedido en la casa que habitaban en Eldorado.

La denuncia que disparó la causa la realizó la abuela y bisabuela paterna de las niñas, quien se hizo cargo de las pequeñas luego de constantes maltratos y abandono que habrían sufrido ambas en la casa que compartían con Ovando.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-