SEGUINOS

PROVINCIALES

“Me”, el laboratorio de Fitocosmética con sede en Alem

Leandro Nadal y Grisel Impini eligieron la ciudad de Leandro N. Alem para llevar adelante su laboratorio de fitocosmética “Me“, donde producen y comercializan productos 100% naturales, con plantas de la zona.

La pareja decidió mudarse de Buenos Aires a Alem hace unos 5 años para comenzar a armar su laboratorio cosmético. “Nos encanta preservar la selva misionera, que por ahí los residentes la tienen normalizado y a nosotros aun nos sorprende”, dijo Nadal.

“Mi esposa hace muchos años trabaja con cremas así que empezamos la formulación y habilitación de un laboratorio a nivel nacional. Se dieron un montón de cuestiones hasta que llegamos a la habilitación y comercialización”, contó.

En el medio, participaron de diversos concursos. “El año pasado tuvimos el honor de haber sido seleccionados como jóvenes empresarios misioneros”, recordó. La pareja ganó el Premio Joven Empresario, certamen federal que promueve Came Joven, el sector juvenil de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

“Nuestro laboratorio, a diferencia de otros, realiza productos 100% naturales, recolectando plantas en momentos de proliferación. Cada vez que usamos una planta, logramos que se conserve y mantenga el monte nativo”, explicó Nadal.

Me fitocosmética tenía su canal de venta en hoteles, Spa’s y centros turísticos de Iguazú, como así también puntos de ventas en Posadas. Aunque también trabajaba con ventas online, debido a la pandemia, migraron casi por completo al sistema virtual.

“Es nuestro principal canal de comercialización tanto como representantes y distribuidores”, comentó Nadal. Ushuaia, Salta, Jujuy, Catamarca, son algunas de las provincias a las que más envíos se realizan. “Son lugares donde la gente no ve la selva, ve nuestras cremas, las prueban y les encanta”, aseguró.

En términos generales, los productos son a base de aceite de coco, aceites esenciales de primera extracción y plantas como la yerba mate.

El laboratorio está ubicado en el centro de la ciudad y aunque “no tiene dimensiones mayores” trabaja muy bien. “La cosmética tiene esto de que podes hacer producciones pequeñas y los volúmenes de comercialización también son chiquitos. Medio kilo de yerba no es lo mismo que 50 gramos de una crema en volumen ni en materia prima procesada”, indicó Nadal.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-