Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

“Me siento orgullosa de ser militar y poder servir a la Patria”

Nacionales

La joven Abigail, de 19 años, llegó hace 3 meses a la Base de Infantería de Marina Baterías con el deseo de ser parte de la Armada Argentina. Junto a más de 80 misioneros y un total de 416 postulantes de todo el país, la posadeña emprendió el camino de pertenecer a la Fuerza y logró su egreso a fines de marzo. Hoy desempeña su servicio en la Secretaría Privada del Comando de Instrucción y Evaluación de la Infantería de Marina (Coie).

BATERÍAS – El 2 de marzo se dio inicio al Período Selectivo Preliminar (PSP) en la Base de Infantería de Marina para Marineros Tropa Voluntaria (MTV) de la Armada Argentina. Con la meta de ingresar a la Institución y servir a la Patria en y desde el mar, más de 400 jóvenes se postularon para realizar el PSP; entre ellos, se encontraba Adriana Abigaíl Villalba Seidel.

Desde niña, Abigail siempre quiso formar parte de la Armada, y si bien eligió ingresar como marinero, su sueño es ser oficial de Marina. “Me gusta la disciplina y el respeto. Me siento orgullosa de ser militar y poder servir a la Patria, viendo cada mañana al caminar por la Plaza de Armas nuestra bandera flamear en lo alto”, expresa.

En su Posadas natal, Abigaíl no tuvo la oportunidad de conocer el mar hasta que llegó a la Base Baterías. “Al conocerlo, fue una experiencia única e inigualable”, aseguró, y contó que nació en Posadas, se crió en la ciudad de Candelaria hasta los 3 años, y que su infancia transcurrió en un Internado en Posadas hasta sus 11 años.

“Fueron los mejores años de mi vida. Me criaron, educaron y formaron, siendo la persona que soy en este momento. Al finalizar la primaria en el Internado me inscribí en un colegio técnico, aunque terminé el secundario en un Bachiller finalmente”, relató. 

Luego del secundario, vio la posibilidad de ingresar a la Armada. “Mi sueño es ser oficial de Marina y continuar formándome completamente como personal militar”, aseguró. Por ello, en sus tiempos libres estudia para el ingreso a la Escuela Naval Militar. 

“Deseo ser un ejemplo a seguir para cada mujer, a través de acciones concretas y autosuperación, demostrando que cuando una se propone un objetivo, puede lograrse sin distinción de género”, dijo.

Con la claridad de un gran objetivo, Abigail se levanta a las 5 de la mañana, y con anticipación prepara su uniforme y presentación personal. 

Antes de las 7 está lista en su puesto de trabajo que comienza con la correcta limpieza de la unidad y la verificación de los elementos de prevención: “Todo de acuerdo al protocolo que empleamos en mi destino a causa de la pandemia por Covid-19, para luego comenzar con mis actividades del día como secretaria privada y auxiliar de la repostería”, relató.

“Como secretaria voy aprendiendo día a día lo que conlleva a mi función y todo lo relacionado a la Institución. Cuento con el apoyo de mis camaradas y estoy muy contenta con mi puesto de trabajo actual”.

Lejos de su querida Posadas, de los recuerdos de provincia y el cariño de sus familiares y amigos, Abigail transita sus sueños y va construyendo su destino. Extraña el reviro, una de las comidas típicas de su provincia hecha de masa en forma circular dulce o salada.

Ya habrá tiempo para degustar su comida preferida, y para abrazar a su mamá María, a quien extraña mucho, tanto como a sus hermanos mayores Franco y Yenifer, y al más chico de la familia, Fernando. Ellos esperan su pronto regreso a Posadas, en alguna licencia o vacaciones, muy contentos y orgullosos por sus logros obtenidos. 

Un camino en la Armada Argentina

El 2 de marzo pasado se dio inicio al Período Selectivo Preliminar (PSP) para Marineros Tropa Voluntaria (MTV) en la Base de Infantería de Marina con más de 400 postulantes de diferentes puntos del país. Allí estaba Abigail, con el entusiasmo propio de vivir nuevas experiencias. 

Luego de ser convocados e inscriptos en las diferentes delegaciones navales del país –Abigail lo hizo en la Delegación Naval de Posadas– este año la incorporación de Marineros, se efectuó en: la Base de Infantería de Marina Baterías (al sur de la provincia de Buenos Aires); en el Edificio Libertad (Ciudad Autónoma de Buenos Aires); en la Base Naval Zárate de esa ciudad; en el Destacamento Naval Río Grande (Tierra del Fuego); en la Base Aeronaval Almirante Zar de Trelew (Chubut); y en el Arsenal Naval Azopardo (Azul, provincia de Buenos Aires).

La joven posadeña llegó a la Base Baterías que es, por su infraestructura, la que mayor cantidad de postulantes acogió: un total de 260, 178 varones y 82 mujeres.

Baterías fue el escenario donde Abigail comenzó a conocer de qué se trataba la vida de mar. “Un día recorrimos la base por el sector de las Batería Histórica, finalizando la actividad con una caminata por la playa, donde realizamos junto a los instructores y Jefe del PSP una técnica de acarreo. Esta actividad en particular la sentí como algo nuevo y fue toda una aventura”, contó una anécdota de sus días de reclutamiento.

Un mes demandó la formación e instrucción básica militar para los Marineros Tropa Voluntaria, quienes atravesaron un proceso de admisión y formación psicofísicas reglamentarias para poder ingresar a la Armada como personal militar. 

Además, se les brindó la instrucción militar básica necesaria para desenvolverse en la rutina del servicio naval y tuvieron la oportunidad de un acercamiento a los medios navales con asiento en la zona mediante muestras estáticas y dinámicas de unidades operativas del Batallón de Vehículos Anfibios y de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros.

Luego del PSP dio inicio el proceso de formación específico para marineros con la instrucción y capacitación necesaria para poder desempeñarse de manera eficiente en las funciones Vigilancia y Seguridad, Infantería y Dotación. De los 416 postulantes, 216 finalizaron con éxito la instrucción militar y pasaron a formar parte de la Tropa Voluntaria.