Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

Media res: los cambios en el sistema beneficiarán al trabajador de la carne, dicen

Comercio Posadas

El empresario de la industria frigorífica Abel Motte explicó en declaraciones a C6Digital los alcances del nuevo sistema que comenzará a regir a partir del 1° de enero de 2022. Ya no podrán llegar a las carnicerías y los supermercados las medias reses. “En primer lugar la media res va a continuar. Lo que no se va a permitir es cargar pesos que superen los 32 kilos, que son dos cosas distintas”, observó.

Motte sostuvo que la media res a su empresa llegará como lo hace actualmente. “Cuando va a cargarse en un camión para descargar en una carnicería que no tiene el sistema de descarga que tenemos nosotros que es por malacate o directamente de camión arrielera sin que tenga que hombrear el trabajador va a seguir viniendo como media res”, afirmó.

En este sentido, indicó que cuando se envía a una sucursal no pueden mandar una media res. “Tenemos que mandar cortes que no superen los 32 kilos. Porque para que den los 32 kilos en tres cortes en una media res, que serían el cuarto trasero -donde está la nalga, peceto, cuadril, cuadrada-, el parrillero -lomo, bife y el asado- y el delantero -paleta, aguja, pecho y osobuco- no debe pesar más de 107 kilos”, precisó Motte.

En tanto, señaló que las medias reses que normalmente se comercializan son novillitos que pesan entre los 120 / 125 kilos. “Entonces ahí ya no van a poder ser más tres cortes sino de cinco a seis cortes”, puntualizó.

Según el empresario, la modificación no es compleja sino que “da más trabajo”.

Motte afirmó que hay muchos comercios que compran cortes y no compran media res. “Esto se aplica hace añares. Lo que ha cambiado no es en el fondo sino en las formas, que es defender al trabajador en la cual estoy totalmente de acuerdo. Es inhumano que una persona cargue más del doble de su peso en la espalda. Las consecuencias las vemos después de los 50 años. Quiero que un trabajador mio esté sano”, enfatizó.

Según la Resolución publicada el jueves en el Boletín Oficial la modificación apunta a reducir la inflación así como cuidar la salubridad de los alimentos y la salud de los trabajadores del sector.

El Gobierno nacional cambia el sistema para comercializar la carne vacuna

La resolución conjunta 4 de los Ministerios de Agricultura, Trabajo y Desarrollo Productivo que se publicó este jueves n el Boletín Oficial, establece que desde los establecimientos de faena sólo podrá salir hacia los comercios minoristas carne fraccionada en trozos con pesos inferiores a los 32 kilogramos.

La voluntad de este cambio histórico la había anticipado el presidente Alberto Fernández en enero, como parte de las iniciativas que busca implementar el precio de cada corte al consumidor. Porque si bien hay indudables cuestiones de salubridad del producto y de cuidado de los trabajadores, la inflación es el factor que, sin dudas, le ha dado el empujón final a la iniciativa de terminar con la media res.

Sucede que la media res juega en contra de los precios, no es más barata pese a su aspecto rudimentario. Es más ineficiente, porque un carnicero de un barrio con bajo poder adquisitivo, para vender toda la media res, reduce el valor de los cortes más caros: el lomo, el cuadril, los bifes. Como no puede hacerlo sin perder plata, sube los precios de cortes de menor calidad, como el asado, la falda, la aguja, etcétera. Al revés sucede en los sectores de mayor poder adquisitivo. En ambos casos, al promediar se encarece el monto total.

En cambio, a partir del troceo, cada carnicero, como se hace en todo el mundo, pediría los cortes que más vende y los ofrecerá al precio que realmente valen, y no al valor que surge para integrar la media res. La eficiencia en la comercialización por trozos más pequeños también está dada por los menores costos y riesgos de pérdida en el almacenamiento y conservación.

De todos modos, la carne no llegará a las carnicerías por cortes, en los tamaños que compra cada consumidor final. Un aspecto que destrabó cierta resistencia de los carniceros es que el despostado de los trozos, se seguirá realizando en los comercios minoristas. Para mantener ese rol laboral.

Con todo, para cumplir con la normativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y dejar atrás un esfuerzo insalubre de los trabajadores del sector, como actualmente cada media res pesa más de 100 kilos, se estima que deberá llegar incluso en trozos inferiores a los cuartos, tal cual se calculaba como posibilidad. Se prevé la división en tres: pierna, pecho y asado; como así también el ‘cuarto pistola’ (la pierna con los bifes), el pecho y el asado”.

Otro aspecto que fue se contemplará será la ayuda financiera para garantizar las mayores condiciones de frío que requiere el cambio. La Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, dispondrá programas de asistencia crediticia a tal fin, hasta US$100.000 por frigorífico, según se especificó la resolución 4. Fuentes oficiales aseguraron que ya está previsto el dinero para ese fin. (Fuente: TN)