SEGUINOS

POSADAS

Mediante el embellecimiento de espacios públicos, Posadas adopta una conciencia ambiental

A casi nueve meses de que la actual gestión municipal se hizo cargo de conducir los destinos de la capital provincial, el slogan “Posadas linda de nuevo” va tomando fuerza, a través de las distintas acciones que se realizan en la ciudad.

A través de una planificación desarrollada por los equipos técnicos de las Secretarías municipales, se colocan chips con pigmentos biodegradables que embellecen los espacios públicos, dando el puntapié inicial hacia la conciencia ambiental.

Esta intervención se enmarca dentro de las siglas Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar, un proceso que posibilita la utilización de objetos descartados en una nueva función.

Este circuito comenzó con el Programa de Poda que realizó la Municipalidad en la totalidad de los barrios y Chacras. Todas las ramas fueron trasladadas a la planta chipeadora en Nemesio Parma, con la intención de convertirlas en pequeños trozos de madera. Luego, se le colocó una tinta lograda a través de la combinación de colores primarios. Finalmente, fueron trasladadas a distintos espacios públicos.

Estos elementos se colocaron en la Plaza 9 de Julio, en donde se utilizaron 5 bateas, mientras que en el Monumento de Andrés Guacurarí, se usaron 7 bateas.

Más allá de la puesta en valor de estos lugares, estos chips sirven de abono, fertilizante, controlador de malezas, paisajismo, entre otros beneficios. El mantenimiento de estos lugares se realizará cada tres meses.

Esta reducción de materiales y su posterior reutilización se extenderán a otros espacios públicos de la ciudad, tanto dentro como fuera del casco céntrico.

Tanto el embellecimiento, como las obras de construcción y conservación de infraestructura vial forman parte de la modernización de Posadas como el portal de la selva misionera.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-