SEGUINOS

POLITICA

Militantes construyeron la casa a familia que vivía en carpa con tres hijos, entre ellos un bebé de un mes

Hace poco más de una semana, en el barrio Ñacanguazú, de la localidad de Hipólito Yrigoyen, la familia de María Emilia Delgado, su compañero Ramón, tarefero; y sus hijos: Rocío, 8 años -que padece epilepsia- Luciano, 4 años y Thiago, un bebé de un mes que nació en el Hospital Neonatal de Posadas, sobrevivían en una carpa, después que tuvieron que abandonar una casa prestada en Jardín América.

Cansada de pedir ayuda a las autoridades municipales la mujer le manifestó su preocupación a Diego Villalba, referente del merendero del Movimiento Evita en Yrigoyen, donde retira leche para los chicos.

María quería maderas para levantar una casita; tenía miedo que llegara el invierno, las lluvias y sus hijos se enfermaran por vivir en una carpa.

El diputado del Partido Agrario y Social Martín Sereno se acercó al terreno a conocer la situación, y se comprometió a gestionar ayuda. Encontró eco en el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, y a los pocos días, el subsecretario de Acción Social, Claudio Vázquez posibilitó los materiales para la construcción, además de camas, colchones, frazadas y una cuna para el bebé, y recibieron donaciones de ropas y alimentos.

Militantes del Pays y del Evita pusieron manos a la obra y días más tarde, cumplieron el sueño de la familia.

La importancia del trabajo en territorio

“Estamos tan felices como María y sus hijos que ya tienen un techo para protegerse del sol, el frío y la lluvia, después de tres meses viviendo en una situación indigna. Hace una semana conocimos su situación, quedamos muy conmovidos, y comenzamos a mover todos los resortes posibles para resolver el problema”.

La ayuda se concretó y ya cuenta con una casa que es sencilla pero confortable, así que en estos momentos de alegría, también quisimos acompañarla. Agradecemos al Ministerio de Desarrollo Social que escuchó el reclamo, y a nuestros militantes comprometidos que siempre están al pie del cañón, solidarios con los que menos recursos materiales tienen”, señaló Sereno.

La casa se construyó en el terreno cedido por un familiar, que está cercano a una calle con postes de electricidad, por lo tanto posibilita el acceso a la conexión eléctrica, y al tendido de la red de agua. El acuerdo de cesión del terreno se hizo en el Juzgado de Paz del pueblo.

Y ante tamaña resolución, el intendente de Hipólito Yrigoyen, Félix López (FR) se comprometió a construir un baño instalado para la familia.

“Tener esta casa nos cambia la vida”

La emoción de María Delgado que le provocaba risa y llanto al mismo tiempo conmovió a todos. “Cuando llegó el camión con los materiales no podía creer que fuera para levantar la casita para mis hijos. Solo tengo palabras de agradecimiento hacia Martín (Sereno) y su gente, hombres y mujeres que trabajaron sin descanso.

En estos tres meses pasamos mucha angustia en la carpa. Mi bebé es muy chiquito, y el miedo más grande era que se me enfermera. Y ahora no puedo creer que vamos a vivir bajo un techo.

Sufrimos tanto que estoy muy agradecida a todos los que me ayudaron. A principio no creía cuando me vino a visitar el diputado y se comprometió a gestionar, porque estaba muy desilusionada.

Muchas veces pedí ayuda al municipio y nunca hicieron nada. Tener esta casa nos cambia la vida. Mi marido está trabajando en la tarefa; pero también quedó muy contento. Esto nos hace volver a tener esperanzas”, subraya la mujer.

“Es una gran tranquilidad que no tiene precio”

María Elisa Delgado, es la madre de María y también acompañó a su hija en el proceso de mudarse de la carpa a la nueva casa. “Varias veces fuimos a reclamar que le tiendan una mano y no conseguimos nada. Y después vinieron los militantes del Pays con el diputado Martín (Sereno) y cumplieron su promesa. ¿Qué puedo decir?

Gracias, mil veces gracias por mi hija y mis nietos que tienen un techo para protegerse. Es una gran felicidad. Teníamos miedo por el bebé y también por Rocío que sufre de epilepsia.

Es una tranquilidad que no tiene precio. Sólo gente de buen corazón pudo ayudar a conseguir esto. Cuando María me contó que la vino a ver un diputado de Posadas y se mostró preocupado, pensamos que serían solo promesas. Pero ahora vemos que el sueño de la casita se convirtió en realidad”.

La mujer también agradeció al intendente Felix López que va a construir el baño. “El me colaboró con mi otra hija, una nena a la que tuve que llevar al Hospital Garrahan en Buenos Aires, y el intendente colaboró; pero este esfuerzo que hicieron por mi hija y mis nietos no tiene precio”, reiteró la madre de María.

Construcción colectiva y militante

Uno de los referentes del Movimiento Evita en Jardín América es Fernando Guzmán, quien ayudó a construir la casa junto a los militantes de Yrigoyen y de Jardín: Diego Villalba, Jonathan Borghardt, Noelia Noemí Vallejos, Darío Sebastián Funes, Ricardo “Alfonsín” Ramos Godoy, Marisol Gonzñalez, Marta Benítez, Martín Velázquez, Damián Encina, Ricardo Núñez, Lucía Schumacher y Liliana Franco.

“Los compañeros y compañeras celebramos el logro conjunto gracias al apoyo de muchas personas, y especialmente de Martín (Sereno), porque es quien escucha y ni bien se interioriza sobre los problemas de las familias, comienza a gestionar, a moverse para buscar soluciones.

Es la única forma de tender una mano a quienes no tienen ninguna posibilidad de que se escuchen sus voces”, destaca Guzmán.

Recuerda que así pasó con María, que vivió tres meses a la deriva con sus hijos en una carpa y hoy tiene tiene su casita. “Eso nos pone felices. No todos vivimos en Irigoyen; pero sí somos vecinos aledaños, y parte de una organización como el Movimiento Evita, y conocemos el sufrimiento de la gente”, indicó.

 

“El compromiso de la militancia”

Guzmán relató que el Evita tiene un merendero “Rincón de Sueños” en el barrio Cristóbal Copa, cercano al de María, y así conocieron su problema. “Nos dolió porque estamos en un tiempo de crisis, tenemos que quedarnos en casa; pero ante esta situación tan dramática, era urgente buscar una solución porque se viene el frío y pensábamos en esos chicos.

“Lo pudimos hacer porque tenemos un político con el que militamos el territorio y está comprometido con su pueblo. Con el trabajo de todos que nos pusimos al frente para construir la casa para María, pudimos terminar rápido, y ahora nuevamente, la lucha sigue!”, enfatizó el militante.

 

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-