Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

MSA: Beneplácito de Diputados por recuperación de derechos para 60 mil productores misioneros

Agro Producción Provinciales

La Cámara de Representantes sancionó el Beneplácito solicitado por el bloque de Diputados de Tierra, Techo y Trabajo, por el restablecimiento del Monotributo Social Agropecuario (MSA), iniciativa del Estado Nacional que beneficia en todo el país a 404.740 pequeños agricultoras y agricultores, de los cuáles cerca de 60 mil son misioneros y misioneras.

Será ejecutado por el Ministerio de Agricultura, con un trabajo conjunto con la Secretaría Nacional de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, a cargo de Miguel Angel Gómez, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular Rama Agraria, el Ministerio de Desarrollo Social, y la Afip quienes lograron reestablecer una de las demandas del sector agrario.

El diputado Jorge Páez, autor del proyecto de comunicación, consideró que esta herramienta de formalización para pequeños productores y productoras familiares, comunidades campesinas e indígenas, es una lucha realizada por las organizaciones y trabajadores rurales durante muchísimos años.

Recordó que en el año 2009 se concretó como una medida de vanguardia, y lo fue, y durante años, lentamente fueron incorporándose pequeñas familias de agricultores que vivían condenadas a la informalidad y a la invisibilidad, al no poder ofrecer sus productos porque carecían mecanismos de formalización que les permitiera interactuar con el sistema comercial.

“Esta restitución de derechos es producto de la lucha”

La herramienta del Monotributo Social Agropecuario no sólo permite subsanar la problemática de la informalidad, sino que reconoce el derecho de que ese trabajo cuente con los aportes previsionales necesarios, que en nuestro país es fundamental para todos los ciudadanos y ciudadanas.

Este beneficio alcanzó en el 2018 a 50 mil titulares, con la cobertura de obra social y aportes jubilatorios a 110 mil personas.

“Lamentablemente en ese mismo año, la gestión macrista que conformó un gobierno para pocos, borró de un plumazo el ejercicio de este derecho para miles de familias, y con un decreto lo hizo desaparecer”.

En ese momento hubo una gran repercusión de rechazo. “Muchos y muchas recordarán las manifestaciones y acciones de lucha en las calles y en las rutas. Y en nuestra provincia, desde las organizaciones sociales campesinas e indígenas como el Mnci y la Utep Rama Agraria, nos movilizamos contra esa medida arbitraria, pero lamentablemente no hubo vuelta atrás”, advirtió el legislador.

Por lo que ahora, expresó la alegría de su bloque TTT y de todo el sector agrario por este reconocimiento del Estado nacional para pequeños y medianos productores.

“Es una gran ayuda para el sector más débil”

Páez hizo hincapié en el recinto que aunque la formalidad de la medida puede demorar un poco; esta nueva disposición es “una gran noticia” para ayudar a formalizar al sector en ese primer escalón. “No estamos hablando de un subsidio masivo y para las categorías de productores mayores; es para que aquellos que están en el eslabón más bajo, puedan alcanzar el primer escalón y a partir de ahí desarrollar su economía y comenzar a contribuir”, explicó.

Agregó que la importancia de la medida radica en que “si el Estado no brinda ayuda a este primer escalón, es muy difícil que los pequeños productores lleguen, porque a veces es el mismo sistema impositivo y previsional el que los condena”.

El diputado enumeró que actualmente en el país en el Registro Nacional de Agricultores Familiares -de los 50 mil inscriptos que había-, actualmente en este monotributo están registrados 404740, de los cuáles 58200 son misioneros y misioneras que se siguen inscribiendo en el Renaf. “¿Cómo no vamos a celebrar la importancia de políticas como éstas decididas por el Estado Nacional?”, manifestó.

El MSA permite formalizar el trabajo agrario y acceder a derechos laborales y de protección social; además de más canales de comercialización, y la formalización a través de los aportes tributarios simplificados, y contabilizar aportes previsionales para acceder a la jubilación, y a una obra social.