SEGUINOS

Opinión

No es el virus, somos nosotros

No caben dudas que la cuarentena y el distanciamiento social nos obligan a repensarnos todo el tiempo, en pocos días hemos cambiado hasta las formas de saludarnos. De un momento a otro la inercia del ritmo de la globalización se detuvo por completo, dejando coletazos por todos lados.

No es el virus, somos nosotros

No es el #virus, somos nosotrosNo caben dudas que la cuarentena y el distanciamiento social nos obligan a repensarnos todo el tiempo, en pocos días hemos cambiado hasta las formas de saludarnos. De un momento a otro la inercia del ritmo de la globalización se detuvo por completo, dejando coletazos por todos lados.(+ info y video): https://www.noticiasdel6.com/no-es-el-virus-somos-nosotros/

Posted by Canal Seis Posadas on Saturday, May 23, 2020

Una crisis que se agudizó en medio de un parate global, lo cual deja al descubierto nuevamente las desigualdades sociales que más duelen. En medio de este caos se vuelve a remarcar con dolor los argentinos que no pueden acceder a los bienes básicos, como la higiene personal.

Por ese motivo queremos repensar el Estado, porque ha mostrado infinitas debilidades, que seguramente ya las conocíamos pero de ella se desprenden su mayor protagonismo. Porque repensar al Estado también es repensarnos a nosotros mismos, que somos quienes dotamos de legitimidad a ese Estado. Los privilegios de algunos, las necesidades de otros, nuestros valores, los lazos sociales que supimos conseguir. Todos y cada uno de nosotros formamos parte de esto, la realidad que nos enfrenta nos ha unido, desde la independencia hasta hoy.

El Estado debe asumir un rol estratégico para brindar soluciones concretas, debe asumir un rol de reconciliación con todos los argentinos. No podemos seguir viendo al Estado como el enemigo número uno capaz de arruinarnos la vida, el Estado debe acompañar el crecimiento personal de cada argentino y promover el bienestar general, siempre.

Aunque este virus nos ha demostrado que sin Estado presente todo se diluye fácilmente y aún hoy, el Estado moderno tiene las condiciones para corregirse y mejorarse con el paso del tiempo. La dificultad está nuevamente en las personas y en las capacidades innatas que tienen las instituciones que generamos para vivir en armonía.

En estos tiempos, pensar en el “otro” es un signo de grandeza para la especie humana. Todos debemos promover una mayor responsabilidad colectiva y una nueva conciencia social como forma de vida nueva.

Los valores como la solidaridad, la empatía y la fraternidad tienen que ser parte de un todo del sujeto, y así de un estado eficiente, que este del lado de los que padecen pero también de aquellos que necesitan un acompañamiento, con un profundo sentido de humanidad.

Editorial por Alex Schuster y Leonardo Amarilla.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-