SEGUINOS

Justicia

“No puede aplicarse la legítima defensa en el caso del jubilado que mató al ladrón, fue un homicidio calificado”

El abogado penalista local Miguel Cassetai analizó el caso del jubilado bonaerense Jorge Ríos (71), quien mató a balazos a un ladrón que momentos antes había entrado a robar a su casa de Quilmes. El episodio dividió a la sociedad entre quienes califican al herrero de héroe y quienes repudian el hecho de que haya hecho de justicia por mano propia.

En el programa Crimen y Justicia, que trata de manera exclusiva temas policiales y judiciales y se emite por Canal 6 Digital, explicó que “para que se dé la legítima defensa deben cumplirse tres requisitos:
– Agresión ilegítima.
– Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla.
– Falta de provocación suficiente por parte del que se defiende”.

 

Cassetai explicó que “la legítima defensa es un factor de exclusión de responsabilidad, no es un delito”. Sobre el estado de emoción violenta, precisó que “es un estado psíquico al que entra una persona al ser afectados sus sentimientos. Esto hace que la persona pierda sus frenos inhibitorios. Es un atenuante de responsabilidad”.

Y mencionó que el exceso de la legítima defensa también es sancionado por la normativa penal.
“Creemos que en el caso en cuestión no hubo ninguna de las tres cosas, sino un homicidio agravado por el uso de armas y calificado además por la alevosía”, remató. (Redacción original noticiasdel6.com)

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-