SEGUINOS

Salud

La importancia de buscar nutrientes en el reemplazo de alimentos

La Licenciada en Nutrición, Emilce Álvarez Vivar, acercó a Radio Identidad una lista de recomendaciones sobre cómo llevar una alimentación saludable con la llegada del frío.

“Siempre que proponemos una alimentación saludable decimos que del 80 a 90% de lo que comemos en el día tiene que ser comida real, que venga de la naturaleza y no esté empaquetada”, dijo. A modo de ejemplo, mencionó “las verduras crudas, que nos enfrían y son para épocas de verano, podemos introducirlas en un guisado o en una sopa previa”.

Para las personas que carecen de tiempo para dedicarle a la cocina una buena opción es cocinar y congelar. “Cocinar verduras al horno y tenerlas en distintos tapers, sin condimentar, en la heladera. Con eso me voy armando las comidas”.

“Las legumbres vienen en mayor cantidad, son muy baratas, proporcionan gran cantidad de fibra, tienen proteínas de buena calidad y sirven para reemplazar el consumo de carne“, destacó la profesional, dado que “cada vez que uno decide retirar un alimento de su nutrición, tiene que empezar a buscar dónde están los nutrientes y cómo los reemplazo”.

“Dentro de la alimentación saludable se busca la variedad: tratar de organizar los días para consumir distintas cosas, como arroz integral o yamaní, avena, quinoa, mijo. Hoy en día también tenemos fideos de legumbres, que son una gran ventaja”, remarcó la Licenciada en Nutrición.

En ese marco, señaló que “los jugos vegetales, a nivel culinario, cumplen la función de leche”. “Es distinta la que adquiero en una dietética de la que hago en casa, a la que se le suele llamar agua sucia, porque hay mucha dilusión entre la fruta seca y el contenido de agua. En cambio, una leche comercial está fortificada con calcio, vitamina D y aporte protéico”, explicó.

Además, el calcio “se encuentra en vegetales de hojas verdes como las familias de coles y en las semillas, siempre que estén activadas y molidas”.

Otro grupo de alimentos importante son las frutas. “Pese al frío es importante generar el hábito llevando una manzana o una banana al trabajo y comprando frutas de estación, como los cítricos”, resaltó Vivar.

La profesional advirtió que “hay que empezar a ver el nivel de saciedad que uno tiene y escuchar al cuerpo, también hidratarse lo suficiente”. “A veces uno no sabe distinguir las señales que envía el cuerpo y piensa que tiene hambre pero, en líneas generales, se trata de hacer las 4 comidas: desayuno, almuerzo, merienda y cena”, indicó.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-