SEGUINOS

Justicia

Otra vez la sombra temida del Negro Rojas: ahora lo ligan a un plan para asesinar al juez Fernando Verón

Cada tanto, el nombre de Néstor Fabián “El Negro” Rojas vuelve a sonar en Misiones. Y cuando eso sucede es por algo funesto. Primero fue por el doble homicidio de Sebastián Vega (35) y Rodrigo Ibarra (27), ocurrido en el marco de un ajuste de cuentas narco a madrugada del jueves 17 de diciembre de 2015, en Posadas. Después, por la ejecución a balazos del mecánico Aldo Andrés Cantero (31), el 5 de agosto de 2018, en Gobernador Roca. También tuvo como telón de fondo el tráfico de marihuana. Ahora, lo ligan a un plan para asesinar al juez de Instrucción Tres de la capital provincial, Fernando Verón.

Este supuesto plan se desprende de la interceptación telefónica que hizo la Gendarmería Nacional de las comunicaciones entre Rojas, alojado en la Unidad Penitenciaria Federal de Ezeiza, y uno de los integrantes del cuarteto detenido en mayo en Posadas con armas y uniformes similares a los de la Policía Federal.

Verón se encuentra con custodia especial tras conocerse la historia, que incluso motivó la reunión de jefes de distintas fuerzas de seguridad. Es que no es un hecho menor.

El interlocutor del Negro en esos contactos es un hombre apuntado como el nexo argentino con peligrosos asaltantes brasileños. En esos mensajes, Rojas admite: “Necesito resolver ese problema”. Alerta además que están “queriendo agarrar a todos” y luego menciona al magistrado: “Hablo del Juez Verón, que vive en …”.

“Hacele seguimiento cuando sale a trabajar, bien temprano. Lo mandamos hasta un semáforo y chau”, dice en otra de las comunicaciones.

De los 357 mensajes se desprende que el contacto del Negro habría aceptado traer los sicarios desde el Brasil, pero que por el cierre de fronteras por la pandemia del coronavirus, el plan habría quedado en stand by.

La idea de eliminar a Verón obedecía, según los textos que se le adjudican a Rojas, “porque nos va a traer problemas a todos”.

Fuentes consultadas indicaron que ya en otra ocasión, y estando en Misiones, el Negro habría deslizado su intención de atentar contra Verón. Pero luego esa amenaza se disipó, cuando lo trasladaron, en 2019, a Ezeiza. Precisamente ese traslado habría sido motivado por su intención de fugarse de la cárcel de Puerto Rico, donde estaba alojado.

En Misiones, Rojas fue investigado por tres jueces, dos provinciales, Verón y el entonces juez de Instrucción Siete, Carlos Giménez, y uno Federal (de Eldorado), Miguel Ángel Guerrero. Es un personaje temido, quien ya en otras comunicaciones interceptadas había explicitado, sin tapujos, sus andanzas. En una, recordada, le dijo a un presunto socio narco: ““Para que te quede claro, yo soy el Negro Rojas y vas a terminar como Vega”. Y como si eso fuera poco, lanzó: “Le volé la cabeza, a él y a su compinche”.

Lo capturaron el 13 de agosto de 2018 en el complejo La Aventura de Posadas. Estaba con unos entrerrianos supuestamente negociando la venta de tres paquetes de cocaína. Entonces empezó el derrotero de este personaje temido por distintos juzgados, pero su nombre ya desde 2015 está ligado al narcotráfico y a la muerte.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-