Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Pacientes con ACV y traumatismo de cráneo, las patologías más frecuentes en Neurorehabilitación

Salud Provinciales

Desde el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” señalan que la mayor demanda del sector de Neurorehabilitación del Servicio de Kinesiología y Rehabilitación es la de los pacientes con daño cerebral adquirido como ser accidente cerebrovascular (ACV) o traumatismo de cráneo. Trabajan en la evaluación y tratamiento centrados en el paciente.

En este contexto, la licenciada en psicopedagogía, Marcela Paredes, mencionó que “junto con otra colega trabajamos en el servicio de Rehabilitación hace 12 años con pacientes adultos, a partir de los 16 años. Lo hacemos de manera conjunta con el Servicio de Neurología específicamente”.

A ello, detalló información sobre cuáles son las principales patologías que atienden. “La mayor demanda que tenemos es de pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular (ACV) o traumatismo de cráneo. Lo que atendemos en mayor medida es lo que se llama “daño cerebral adquirido”, pero también tratamos a pacientes con enfermedades neurodegenerativas como ELA, y también Parkinson y Alzheimer. La diversidad de pacientes es muy amplia, pero la mayor demanda pasa por ahí”.

En la misma línea, precisó que dan respuesta a otras enfermedades que van evolucionando, hay pacientes ancianos con deterioro cognitivo que requieren una evaluación y posterior estimulación cognitiva”.

En relación a los test que realizan afirmó que “realizamos pruebas establecidas a partir de protocolos únicamente con pacientes que van a cirugía por alguna enfermedad como epilepsia o Parkinson, donde esos tests específicos son un requerimiento previo al procedimiento”.

Finalmente agregó datos sobre las atenciones. “Tanto la evaluación como el tratamiento de pacientes que no van a cirugía, están centrados en cada caso particular. No existe un mismo test o evaluación, para todas las personas, sino que se trabaja a partir de entrevistas y a sus familiares, se va evaluando, se toman una serie de pruebas que tienen que ver con sus funciones cognitivas particulares. Esto varía mucho de acuerdo a lo “pre mórbido”, o sea, a cómo era el paciente antes y qué hacía. Es un trabajo de evaluación y tratamiento centrado en el paciente”.