SEGUINOS

NACIONALES

“Para mí fue un calvario” los 7 meses de cárcel sufridos, señaló Oscar Thomas

El ex director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá, durante 12 años y medio, admitió que llegó a querer suicidarse y que continúa con tratamiento psiquiátrico. Y que la opción que le dio el fiscal Carlos Stornelli a su abogado, Juan Manuel Ubeira, que involucrara al gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y que se “arrepentía o iba preso”. Pero Oscar Thomas le señaló que “no tengo nada de qué arrepentirme”.

Se enteró que allanaban sus ex oficinas en la EBY por un amigo y con la intermediación de un hermano buscó un abogado en Buenos Aires porque no sabía de qué se lo acusaba, “no entendía que pasaba. Estaban allanando oficinas que no ocupaba desde hacía más de 3 años”.

 

En declaraciones a Radio 10, de Buenos Aires, Thomas dijo que presentó un escrito de puño y letra dictado por su abogado “porque quería estar a derecho, como manda la Constitución”. Le dije que “no tenía nada de qué arrepentirme ni para arriba, ni para abajo, ni en el costado. Me dediqué a trabajar 150 meses, hasta los sábado y domingo porque la central funcionaba todo el tiempo. Tuve 300 días de vacaciones no gozadas”, porque se sumaron a su gestión en Yacyretá “la integración de las Comisiones Técnicas de Garabí-Panambí y Corpus, ejercidas ad honorem”.

Señaló que “me banqué 7 meses de cárcel injusta. Sufrí mucho No esperaba eso. Nunca en mi vida pensé que me iba a suceder una cosa así. Bajé 20 kilos. Tuve episodios muy jodidos. Hasta pensé en suicidarme.

“Estoy en tratamiento psiquiátrico desde que vine (a su casa, tras su excarcelación decidida por la Cámara Federal porteña en septiembre del 2019). (El juez Claudio) Bonadío hizo lo imposible para que yo permanezca en la cárcel. Tergiversaron cosas,  cuando tuve que ir a hacerme el peritaje médico no me vinieron a buscar. Mi abogado intervino y me tenían que operar a las 4 de la mañana y terminaron buscando a las 11 de la mañana. Me tenía que hacer un peritaje un médico clínico y me atiende un obstetra. Tenía que hacerme un peritaje una un psiquiatra y me lo hace una psicóloga. Yo no tenía problemas psicológicos.- Y el cardiólogo, porque yo tengo hipertensión arterial, me atendió 2 minutos”, relató Thomas,

En la cárcel, en tanto, vivió como “un Gran Hermano. Todo era vidriado, teníamos 8 cámaras, la habitación tenía agujeros donde no se veía luz y se escuchaba que gente caminaba. Tuve episodios que no puedo revelar porque me voy a presentar con mi abogado como querellante”.

Un calvario

Observó: “Yo no entendía por qué me pagan así. Quién va a querer trabajar para el Estado. Yo tuve en mi gestión 11 directores paraguayos y cuatro Presidentes. Mi gestión en Yacyretá fue negociar todo el tiempo. No fue fácil resolver”.

 

Para añadir “yo no sabía qué era Yacyretá. No tenía prejuicios sobre Yacyretá e hice lo que siempre hice en mi vida. Como arquitecto que desempeñé en muchos oficios: aprender dónde estaba y dar el 100% en las cosas que hacía y dedicarme. Estar antes e irme después de todos los empleados”.

Macri-Cartes

Y respecto del reciente y misterioso viaje del ex presidente Mauricio Macri y su reunión con el también ex presidente Horacio Cartes –y las versiones sobre intereses empresariales de ambos en Aña Cuá-, dijo que lo suyo sólo podía ser presunciones, porque ha seguido los acontecimientos a través de la información periodística.

“Lo que puedo decir que Macri como presidente y su canciller, firmaron cartas reversales y un acuerdo donde se condona a Paraguay más de 10.000 millones de dólares, que siempre había pedido Paraguay. Hoy tiene el Tesoro asentado como un crédito a cobrar, y un montón de otros beneficios, que tendrán cumplimiento una vez que los apruebe el Congreso argentino, lo que todavía no hizo y está a tiempo de revisar”.

En cuanto a Aña Cuá dijo que “estábamos licitando Aña Cuá cuando se paró. Le hacen el golpe blanco al presidente Fernando Lugo con quien había acordado la presidente Cristina Fernández de Kirchner la licitación. Pero se para ahí y cuando aparece en escena el presidente Cartes en la primera reunión que tiene con el ministro (Julio) De Vido y su jefe de Gabinete le dice que no hay arreglo y ninguna obra nueva. Esa fue la cuestión. Ahí se paró todo, la licitación que ya tenía preselección de oferente”.

Y entonces aparece un proyecto que “nosotros habíamos descartado por riesgoso, porque ya teníamos el embalse a cota 83”.

En cuanto a los intereses empresariales de los ex presidentes Macri y Cartes dijo que le había llamado la atención “viendo el proceso licitatorio desde afuera que primero le vendieran los pliegos a Impregilo que tiene un juicio de 2 mil millones de dólares con nosotros. Fue socia de Macri en el Puente (San Roque González de Santa Cruz), en (la represa) Urugua-í, en todos lados”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-