SEGUINOS

POSADAS

“Pausa Activa”, la capacitación física de la Policía

El centro de capacitación física de la Policía plantea distintos niveles de entrenamiento personalizado para evaluar la condición, resistencia aeróbica, fuerza y coordinación del personal. “Es un gran beneficio”, comentó el Subayudante profesor de Educación Física, Miguel Benítez.

“El primer nivel de entrenamiento abarca a quienes padecen diabetes, sobrepeso y/o colesterol elevado. Su objetivo es mejorar el estado de salud y la condición física porque es un programa exclusivo”, dijo.

Para medir quién corresponde a qué nivel existe una prueba física con un escalón elevado. “Primero se sube un pie, luego el otro, se extiende el cuerpo completo hacia arriba, se vuelve a bajar, se toca el piso y se vuelve a subir con el pie contrario”.

Los niveles se superan acorde a la cantidad de tiempo que se resista en la prueba. Es decir, el primero es superado tras aguantar un minuto de actividad física, mientras que para sobreponerse al segundo hay que mantenerse entre uno y tres minutos. El nivel 3 se supera cuando se resiste entre 3 y 5 minutos.

“Es un test con el que se evalúa la condición, la resistencia aeróbica y su fuerza, además de la coordinación”, puntualizó Benítez.

Luego de la admisión, se pasa a trabajar con los profesores dentro del gimnasio. “Se arma un plan de entrenamiento de acuerdo a los objetivos y entra el aspecto funcional”, comentó el experto.

A modo de ejemplo, señaló algunas actividades funcionales de la vida cotidiana, como levantarse rápido y con ánimos, correr al colectivo, levantar cosas, barrer y agacharse, entre otras.

Por otra parte, el profesor de Educación Física destacó que “el personal policial tiene un gran beneficio con el Centro, las capacitaciones y los profesionales acordes a la situación”, dado que la institución solicita tests y estudios médicos para trabajar de forma personalizada.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-