SEGUINOS

POLICIALES

Piden que vaya a juicio oral un changarín que violó y embarazó en tres ocasiones a su hijastra

La fiscalía de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo de Horacio Daniel Paniagua, pidió que vaya a juicio oral la causa por la que está imputado un changarín de 63 años acusado de haber violado y embarazado a su hijastra y de haber manoseado a su hija biológica en la residencia que compartían en Puerto Libertad.

Si no media oposición de la defensa, el juez de Instrucción de la Ciudad de las Cataratas, Martín Brítes, completará el trámite para que las actuaciones sean elevadas a la instancia de debate en el Tribunal Penal de Eldorado.

La mayor de las víctimas tenía apenas 12 años cuando empezaron las violaciones en la Colonia Tirica. La propia muchacha contó que para ultrajarla, el hombre la llevaba a un monte. Declaró que luego los abusos continuaron en el barrio Nuevo Libertad, cerca del lago Urugua-í, donde se había mudado la familia. Dijo que esto sucedió en reiteradas ocasiones.

De acuerdo con la acusación fiscal, a raíz de esas violaciones, la jovencita tuvo tres chicos, que actualmente tienen 1, 2 y 3 años, respectivamente.

Recién en junio de 2019, la macabra historia salió a la luz. Fue luego de que el ahora acusado amenazara de muerte a la chica, luego de encontrarla con un vecino, con el que estaba dialogando y tomando unos mates. Primero la golpeó y después la corrió con un machete. Ella escapó, se refugió en la casa de una amiga y luego decidió hacer la denuncia.

Abierta la investigación, se determinó que el changarín también había abusado de su hija biológica, de 8 años. En este caso, habían sido manoseos, en el mismo sitio donde solía violar a su hijastra.

En su presentación, la jovencita dijo que el padre la tenía como una esclava. Ni siquiera dejaba que hablara con nadie. Recordó que le alertó a la madre de la situación, pero como el hombre se enteró de esto, empezó a amenazar a su mujer para que no dijera nada. Así pudo mantener su impunidad por tanto tiempo.

En el expediente también está la declaración de vecinos de la zona, quienes estaban al tanto de los maltratos que el hombre le propinaba a su hijastra. También hay una mujer que incluso vio a la chica cuando era sometida sexualmente, a orillas del lago. Nadie se animó a denunciar.

El imputado está acusado de los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia coexistente en concurso real con amenazas con armas” y “abuso sexual simple agravado por el vínculo y la convivencia preexistente”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-